Archivo de la categoría: Podemos

La Reina de África. -Hermann Tertsch/ABC-

Ayer estalló la bomba del fichaje galáctico. No, no son los porteros Courtois y Kepa ni ninguna estrella del balompié. El fichaje más espectacular de este verano nos lo proporciona el Instituto de Empresa, la prestigiosa institución privada española. Como escuela de negocios en el más consumado ejemplo de lo que predica, un suculento negocio desde que se fundó en 1973. El IE compite con las mejores escuelas de negocios del mundo. Y acoge a estudiantes de todo el globo que quieran desarrollar sus estudios económicos o empresariales y tengan padres que se lo pueden permitir. Con profesorado acorde al prestigio. Ayer, el Instituto de Empresa, que dirige con gran acierto su fundador, Diego Alcázar, anunciaba que se incorpora a su equipo para dirigir un muy novedoso Centro de África, nada menos que Begoña Gómez. Preguntarán que quién es la célebre africanista. Si es una de esas académicas con gran obra publicada que se disputan las universidades por todo el mundo. Pues no. Begoña Gómez es esa señora rubia que bajaba ufana del Falcon de las Fuerzas Armadas para irse con su marido de parranda playera a un concierto de The Killers. Y su marido es quien desde hace tres meses y gracias a un siniestro pacto con todos los enemigos del Estado ocupa hoy la Jefatura del Gobierno.

La señora Gómez de Sánchez dirigirá el nuevo Centro África del IE cuyo objeto es «la promoción del emprendimiento, la innovación, el liderazgo ejecutivo y el desarrollo de proyectos de acción social en el continente africano». Farfolla y charlatanería, lo contrario del rigor en pensamiento y obra que predica el centro privado. Atención, privado el centro sí, pero con financiación pública para el solemnizado Centro África que dirigirá Begoña. Todo es justificación. Se entiende. Es difícil conferir dignidad al asunto. Porque además, su sueldo financiado con dinero público será «secreto por razones de confidencialidad». Todo lo secreto suele ser confidencial. Imaginen esto explicado así para los cónyuges de Rajoy, Aguirre o Casado.

Pero en España los actos son buenos o malos dependiendo de quien sean. Si no lo creen busquen la tesis doctoral del marido de la africanista. No debe tener mala conciencia el IE por contratar a la mujer del jefe de Gobierno con la intención de recibir, a cambio de un sueldo que jamás tendría esa señora en ningún sitio, un trato de favor del poder actual. Muchos compran preventivamente los favores. Y doña Bego tiene mimbres para ser Reina de África. Por un lado, su marido quiere africanizar España por la vía rápida de traerse a media población al convertir las fronteras españolas en un hazmerreír. Pero además, Begoña, «licenciada en Marketing por el ESIC, la universidad privada de los Padres Reparadores», es experta en captación de fondos para ONG’s muy implicadas en el tráfico de inmigrantes hacia Europa. Y todas tuteladas/financiadas por George Soros, el magnate especulador enemigo de los estados nacionales y de toda derecha nacional. Ese Soros con quien Sánchez tuvo un encuentro secreto nada más llegar a La Moncloa. Begoña trabajó con Oxfam Intermón, ONG conocida por su militancia de extrema izquierda y por haber sido repetidamente acusada de abusos sexuales, y también con Amnistía Internacional que ayer mismo culpaba a Europa de la muerte de los ilegales que se ahogan en el Mediterráneo. Cuando la culpa es de quienes, porque viven del tráfico, no disuaden e incitan a los africanos a echarse al mar. Así las cosas, todo cuadra. Salvo quizás para los alumnos. Y para quien piense en Urdangarín, en Mato y eso de los cohechos impropios y del papel del cónyuge. Menos mal que estos son de izquierdas y no pasa nada.

Ver artículo original:

 

Anuncios

Podemos: lenguaje de combate. -El Club de los Viernes/LD-

Desde la aparición del fenómeno del 15M y la irrupción de Podemos en el panorama político español, son muchos los artículos y ensayos destinados a su estudio y análisis. Muchas de esas obras son ciertamente meritorias y aportan luces sobre la naturaleza, orígenes y estrategias del engendro hispano-chavista; pero, sin embargo, dichos trabajos no se suelen centrar en articular o proponer métodos prácticos para combatir a Podemos. Destinamos demasiado tiempo a criticar a Podemos y muy poco a crear un “discurso popular” alternativo. Aquí exponemos cuatro técnicas a nuestro criterio útiles para derrotar a la progresía no mediante la crítica, sino a través de la utilización práctica de sus mismas armas:

1. Jamás emplee la terminología progre, ni tan siquiera para ridiculizarla: la batalla de la semántica es clave y es un campo en el que jamás ha existido oposición. Muchos de nosotros, pretendiendo ridiculizar las expresiones y la neolengua podemita, no hacemos más que ayudar a que dicha terminología acabe por calar en la sociedad. Cada vez que empleamos una expresión salida de la fábrica de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense, estamos colaborando al arraigo de la misma. Muchos periodistas se ríen y tratan de poner en evidencia a los podemitas cuando feminizan masculinos genéricos, sin ser conscientes de que cada vez que se pronuncian esos palabros se está colaborando con el enemigo, haciendo que los miles de radioyentes o lectores interioricen involuntariamente dicho vocabulario y lo repitan en sus conversaciones habituales, ayudando a propagar su uso y la carga de profundidad ideológica que acarrean. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es negarse a emplear el vocabulario podemita, ni tan siquiera para ridiculizarlos.

2. Cree un diccionario alternativo, una terminología propia para referirse a determinados fenómenos. Céntrese en una serie de expresiones y empléelas de forma reiterada y sin complejos. Ejemplos de lo anterior podrían ser endeudicidio, palabra que asocia la deuda pública con un homicidio social; ensañamiento fiscal para referirse a la presión fiscal; violencia pasional para referirse a los crímenes que se producen dentro de las relaciones de pareja, término más atinado y despojado de la dialéctica de lucha de sexos de la expresión habitualmente empleada (que en aplicación de lo expuesto en el primer punto de este artículo no vamos ni a nombrar). Las palabras, como bien sabe la izquierda, ayudan a transmitir una visión positiva o negativa –según el caso– del concepto al que queramos referirnos.

3.- Aprópiese de palabras fetiche: una técnica muy habitual por parte de la izquierda, es vaciar de contenido las palabras y dotarlas de otro totalmente diferente, para que ya no signifiquen lo que deberían, sino conceptos ideológica y deliberadamente alterados. Por este procedimiento, palabras asociadas a conceptos positivos son utilizadas para definir realidades totalmente distintas a su significado primigenio. Luchemos por apropiarnos de palabras fetiche y darles otro significado. Un caso paradigmático es la palabra democracia, que en boca de un podemita llega a amparar la dictadura del proletariado. Pues bien, no permitamos que en la palabra democracia quepa el concepto de dictadura neocomunista y que sea monopolizada por la izquierda. Empleemos la palabra democracia para definir conceptos liberales. Por ejemplo, en vez de hablar de privatizar servicios públicos, hablemos de democratizar la sanidad y la educación, es decir, de conferir a las personas el derecho a elegir el modelo y el proveedor sanitario o educativo que cada cual quiera.

4. Combinación interesada de palabras. La elección del adjetivo que acompaña al sustantivo es en muchos casos esencial, pues al adjetivarla, se dota a la palabra de una valoración interesada. Utilizar sistemáticamente una combinación de palabras que altere el significado inicial de las mismas, dota de una sibilina carga ideológica al mensaje en el que están incluidas. Un ejemplo muy claro es la palabra “público”, que asociada a los servicios prestados por el Estado les confiere una percepción positiva en la sociedad. Bajo esta misma regla, se pueden asociar dichos servicios a una palabra o concepto que no goce de buena reputación social. Una posible alternativa sería la de referirse a dichos servicios como “servicios gubernamentales”, dado que el gobierno no suele gozar de unos altos niveles de aprecio social. De esta manera, se contagia a los servicios prestados por la administración de la carga negativa asociada al gobierno.

En resumen, tengamos en cuenta que las ideas se transmiten a través de las palabras, de las cuales no se pueden disociar. Por ello es fundamental dar la batalla semántica: evitando el uso de la terminología progre, creando un “diccionario” alternativo, apropiándonos de palabras fetiche en nuestro provecho y adjetivando de manera inteligente las palabras. Porque como decía un conocido héroe cinematográfico estadounidense: “para sobrevivir a la guerra hay que convertirse en guerra”.

Ver artículo original:

Iglesias consulta a sus bases, pero no sobre Cataluña. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Rajoy telefoneó este sábado a Sánchez y a Rivera para consensuar la opción de mantener el control sobre Cataluña, sin permitir que decaiga el 155, después de que Torra nombrase como consejeros a dos encarcelados y a otros dos huidos. Rajoy llamó también el jueves a Iglesias, que lo explicó en su Twitter: “He hablado con Mariano Rajoy. Hemos acordado vernos en los próximos días para hablar de Cataluña”. Pero ese mismo día OKDIARIO daba la primicia del casoplón que se ha comprado a medias con la portavoza Irena Montera y, claro, desde entonces anda tan liado que no está para otra cosa que para atender a los muchos detalles que necesita una mansión de esta categoría.

A largo plazo no tendrán problemas para pagar los más de 700.000€ gastos incluídos, que costó la lujosa finca. Cuentan con el impresionante patrimonio inmobiliario que heredarán de los sesentañeros padres de Pablo, seis inmuebles valorados en más de un millón de euros. Parecen muchos para que se pueda decir que son todos “para vivir y no para especular”, que es la diferencia que Pablo e Irena ven entre la adquisición honrada de patrimonio y la vergonzante. Pero para el corto plazo se han tenido que agenciar un préstamo hipotecario. Y lo han hecho fenomenal, porque se lo han dado en unas condiciones espectaculares, financiando el 90% del precio de adquisición a un tipo de interés del 0,5% que es casi regalado. Todo esto debe haberles tenido muy ocupados para andarse con reuniones ni sobre Cataluña ni sobre nada.

Y lo peor les viene ahora, porque ese palacio no se prepara en dos días, que son 268 m2 de vivienda en 2.352 m2 de parcela. Contratarán a un decorador que les ayude a encontrar su estilo, bolchevique y revolucionario, pero al final el color de las paredes, la tela de las cortinas, las alfombras, la iluminación…, son mil detalles de los que o están encima o luego no estarán a gusto en su dacha. Por la mudanza no tienen que preocuparse, porque del pisito en el que la pareja vive en Rivas no van a poder aprovechar nada para su nuevo palacio, mejor tirarlo todo. Aun así con la decoración no habrán acabado, esa parcela tan grande o estás encima todo el día o en una semana se te convierte en una selva tropical. Tendrán que contratar a un jardinero. Y ya puestos a seleccionar, necesitarán a alguien para el servicio doméstico, limpiar tantas habitaciones, planchar, cocinar, etc. y encima los dos trabajando. En esas urbanizaciones de lujo también puede ser que necesiten contratar seguridad y un chófer que les lleve y les traiga a Madrid. Y las niñeras hay que empezar a buscarlas ya, que luego el tiempo se echa encima. Así que lo de Cataluña ya si eso tendrán que dejarlo para otro día.

El “proyecto familiar”, que es el original nombre que los podemitas le han puesto a su casoplón, es una mansión que les sitúa ya cerca de sus admirados Fidel Castro, Hugo Chávez o Nicolás Maduro. La diferencia es que los otros se convirtieron en millonarios ostentosos después de alcanzar el poder y estos nuestros han empezado antes. Este domingo, el presidente títere puesto a dedo por el fugado Puigdemont; el nazi, racista y xenófobo Quim Torra, ha declarado que si se mantiene el 155 se “provocará una crisis institucional de dimensiones considerables”. Pero Pablo Iglesias igual no se ha enterado, porque él está con lo de consultar a sus bases si debe seguir al frente de Podemos, dado que se cuestiona su coherencia. Pablo a lo suyo.

Ver articulo original:

La “emergencia social” de Irene y Pablo. -Ok Diario- #Podemos –

La “emergencia social” que denunciaba Podemos es cosa del pasado. Al menos, eso parece si observamos el tren de vida de sus dos grandes denunciantes: Irene Montero y Pablo Iglesias. Ambos componentes de la bicefalia populista han pasado de trabajar —teóricamente— por los más “desfavorecidos” a comprarse un chalé de más de 600.000 euros con piscina y parcela de 2.000 metros cuadrados. Pura coherencia bolivariana. En 2014, con Podemos tratando de captar clientela como formación recién aparecida en el panorama político español, Pablo Iglesias soltó uno de sus mantras de cartón piedra vía Twitter: “Vivimos una emergencia social y hay quienes tratan de aprovecharse para ganar más. Por eso la crisis es una estafa”.

España se confirma, por tanto, como un país idóneo para prosperar, ya que, vista la evolución del poder adquisitivo de los dos en sólo cuatro años, esa “emergencia social” ha debido diluirse, a pesar de que ellos han seguido dibujando una situación cercana al propio Apocalipsis. Conste que cada uno es muy libre de adquirir la vivienda que le permita su poder adquisitivo, pero en el caso de Montero e Iglesias suena, una vez más, a decir una cosa y hacer justamente la contraria. Predicar con el ejemplo nunca ha sido el fuerte del secretario general de Podemos, que en su momento aseguró a la periodista Ana Rosa Quintana que “los políticos que viven en chalés se aíslan porque no saben lo que es coger el transporte público ni lo que pasa fuera”.

La residencia que ocupará la pareja está ubicada en plena sierra de Madrid, por lo que, según la teoría de Iglesias, el aislamiento será ahora el lema principal de los morados después del fallido “asalto a los cielos”. Ironías al margen, resulta significativo el silencio atronador de todos los miembros de Podemos. ¿Qué van a argumentar tras tantas lecciones morales por parte de su principal líder? ¿Cómo van a ser creíbles ante su electorado ante tamañas contradicciones? ¿Qué debería hacer ahora Pablo Iglesias tras criticar que Luis de Guindos gastara 600.000 euros en un ático? Nadie sabe en qué ha mejorado la vida de la gente por el trabajo de Podemos. Lo que sí es seguro es que la vida de los integrantes de Podemos ha mejorado mucho gracias a la política. Menos lecciones y más hechos. Tienen la credibilidad al nivel del subsuelo.

Ver artículo original:

¿Por qué 5 millones de personas creyeron que lo mejor era votar a Podemos? -Samuel Vázquez/ESdiario-

El autor sostiene que el auge de Podemos, a costa del PSOE, tuvo que ver con el estímulo que a sus líderes se les dio en miles de horas de televisión… en una emisora rescatada por el PP.

 

Corría el año 2011 cuando las calles españolas se llenaron de indignados.

Crisis económica brutal, corrupción política, líderes mediocres… y el consiguiente hartazgo de la gente que deja de quejarse en los bares, y decide salir a las plazas.

Lo hemos visto mil veces en la historia.

Y es la propia historia la que nos alecciona sobre la peligrosidad de esos momentos en donde se manejan tantas emociones incontroladas.

Cuando la gente deja de pensar individualmente, y pasan a pensar como colectivo, como “rebaño”,  es sólo cuestión de tiempo que aparezca un pastor; alguien que les diga lo que quieren oír, y les guía en este mundo de tinieblas.

Ha sido siempre así, no hemos inventado nada.

Total, que a finales de ese mismo año, y ya con el cambio de Gobierno y con Mariano Rajoy de Presidente, sucede algo que provoca como poco cierta sorpresa e incredulidad.

El rescate inesperado

La Sexta —una cadena de televisión con un perfil claramente de izquierdas, y muy crítica con el partido que ahora empezaba a mandar— está al borde de la quiebra. Si el Gobierno se hubiera limitado a no hacer nada, la cadena habría desaparecido, y con ella el 75% de la munición mediática contra el PP.

Sin embargo, la Jefa de Operaciones del Partido Popular: Soraya Sáenz de Santamaría decide contra todo pronóstico llamar a uno de los apoyos en la sombra más fuertes de su formación, el líder de uno de los dos grandes grupos de comunicación en España: José Manuel Lara.

La conversación bien podría haber sido así:

SSS: José Manuel…te necesitamos…

JML: Usted dirá Sra. Vicepresidenta.

SSS: Necesitamos que nos compres un tele.

JML: ¿Otra?

SSS: Sí… otra… necesitamos que rescates a La Sexta, está al borde del cierre.

JML: Vale, pero luego habrá que cambiar toda la línea editorial, y para eso hay que echar a mucha gente, Ferreras, Wyoming… puede volverse contra vosotros.

SSS: Tranquilo, no hay que echar a nadie. Están empezando a colar un producto nuevo, chavales de izquierda radical… hay que darles vía libre, que aparezcan mañana, tarde y noche.

JML: No entiendo nada.

El acaudalado empresario que fuera hijo de un Capitán de la Legión, no entendía cómo la Vicepresidenta quería rescatar una cadena que estaba a punto de echar el candado, para dársela a sus contrincantes ideológicos.

Quizá el Presidente del Grupo Planeta no pensaba en clave política, no tenía a su alrededor decenas de asesores generando cascadas de ideas para retorcerlo todo con el único propósito de alcanzar, o en su caso mantener el poder.

El bipartidismo, tocado

Soraya sí sabía bien lo que hacía. Las últimas elecciones, aunque muy propicias para su partido, habían significado un toque de atención al bipartidismo.

El PSOE había perdido nada menos que cuatro millones de votos, cosechando el peor resultado de su historia, era un animal herido… y la vicepresidenta quería matarlo.

Parte de esos votos se habían ido a un nuevo partido presidido por una ex socialista, Rosa Díez, que había logrado formar grupo propio al obtener cinco diputados: UPYD.

Este partido comenzó a denunciar algunos de los casos de corrupción política que han estallado en los últimos años, y a proponer leyes incómodas para la coyuntura política que antepone apoyos para conservar el sillón a la dignidad, leyes como la ilegalización de los partidos pro-etarras, o la obligatoria utilización del castellano en las instituciones del estado, y el derecho de todos los españoles de ser atendidos en esa lengua.

Era un partido no radical, que en un momento dado también podía llevarse a potenciales votantes de derechas hartos de tanta corrupción.

En el PP entendieron que lo que le había pasado al PSOE era una simple cuestión de coyuntura política: les había tocado gestionar la crisis más brutal de las últimas décadas; y que por tanto, era algo que en un momento dado, también les podía suceder a ellos.

Si ese momento llegaba, no era bueno tener una tercera vía moderada y fresca a la que también pudieran ir en masa sectores liberales y centristas del PP.

Tercera vía… radical

Si el partido volvía a ser sólo la casa de conservadores puros, retrocedería a las cifras de votos de los tiempos de Alianza Popular… y eso no era nada bueno.

Podemos, en su asamblea fundacional de 2014

Así que llegaron a la conclusión de que ni por la derecha ni por el centro podía aparecer una tercera vía beligerante que pusiera en peligro su hegemonía. Si había una tercera vía, ésta debía ser una opción radical de izquierdas que cumpliera dos objetivos:

1- Dividir aún más a la izquierda, debilitando así al PSOE.

2- Generar el miedo suficiente entre los votantes de centro-derecha para que los que dudaban en abandonar el redil… no lo hicieran.

Todo esto se traducía en el plano político de una forma sencilla: había que acabar con UPYD, y apoyar cualquier atisbo de nueva formación radical de izquierdas.

Tanto el PP como el PSOE tenían y tienen sus servicios de información, sus cloacas del estado para advertirles con antelación de nuevos movimientos y nuevas corrientes de opinión.

A rebufo del 15M

Así que Soraya ya sabía por aquel entonces que un grupo de jóvenes fanáticos, nostálgicos de uno de los regímenes más sangrientos de la historia: el comunismo, se estaban organizando aprovechando la base de descontento que había supuesto el 15M.

La idea original era asaltar IU, partido al que todos estos jóvenes radicales de la Complutense estaban ligados de una manera u otra,  pero al no conseguirlo, decidieron ir por libre.

Es imposible entender el fenómeno Podemos sin las miles de horas de televisión que en los dos siguientes años les brindarían en una cadena que, de no haber sido por la ayuda del PP, habría quebrado.

Sólo con La Tuerka (programa que los jóvenes marxistas emitían por internet) y Fort Apache, tertulia que habían logrado colar en la televisión pública iraní HispanTV gracias a la mediación de su adorado Hugo Chávez (amigo y socio del entonces presidente de Irán Ahmadineyad), jamás habrían llegado a entrar en el Congreso.

Podemos existe, porque así lo quiso el PP.

Miedo, pero menos

Pero ningún plan es perfecto, y entonces surgió el primer problema con la llegada desde Cataluña de Ciudadanos al panorama nacional, que supo ser más listo que UPYD y atraer a aquellos descontentos con el PP que no querían seguir votando a la formación por mucho miedo que diera Podemos; y también con la Comisión Nacional de la Competencia que veía que con esta operación (compra de la Sexta por Atresmedia) el panorama mediático quedaba reducido a un duopolio Mediaset/Atresmedia.

El Gobierno volvió a maniobrar en la sombra, y la Jefa de Operaciones Santamaría logró rebajar las condiciones impuestas por Competencia para que la estrategia saliera adelante.

El 01/10/2012 se consumó la operación. El Gobierno del PP salvaba la vida a La Sexta, e iba a ser en esta cadena donde la gente pasaría a conocer la “nueva política” a la hora del desayuno, de la comida y de la cena, non stop.

Un plan perfecto

El PP no tuvo que hacer nada, sólo dejar que siguieran trabajando con libertad los primeros espadas del canal: Ferreras, Évole, Wyoming, etc.

Era el plan perfecto para convertir en los siguientes dos años a cinco millones de rojos… en morados.

Divide et impera (divide y vencerás).

 

Origen: ¿Por qué 5 millones de personas creyeron que lo mejor era votar a Podemos? – ESdiario

Argentinos demoliendo España: Podemos, partido hispano-argentino – Rambla Libre

Es el primer caso en los anales que inmigrantes acogidos por una nación se dedican a demolerla. Nada semejante hicieron los españoles cuando emigraron. No se conoce el caso de alguien que planteara la secesión de Baviera, por ejemplo. Podemos, que puede ser descrito como un partido hispanoargentino, se está dedicando, con los argentinos en cabeza, a aplicar la piqueta en la unidad de España. Entre ellos, hay una especie de competencia para ver quien es más radical y destructivo.

Albano Dante Fachín acusa a Pablo Iglesias de centralista. /Foto: lavanguardia.com.

Un Dante en la comedia separatista de Podemos

Albano Dante Fachín nació en Bahía Blanca, Argentina, el 22 de abril de 1976. Llegó a España a los 16 años, con sus padres y sus dos hermanos. No terminó los estudios que inició de Filología inglesa. Se le cita como periodista, pero es harto discutible. También se le sitúa como especialista en sanidad pública, aunque es difícil de entender qué significa tal titulación o referencia. Es tan radical que el 11 de septiembre no se sumó al acto de los Comunes en Santa Coloma de Gramanet, sino que celebró el suyo propio delante de la Bolsa de Barcelona. Como si fuera un hijo de los Pujol o un Roca o un miembro de las élites catalanas, declara: “me entristece ver tan vivo el ánimo de dirigir Cataluña desde Madrid”. Reproche al centralismo de…Juan Carlos Monedero y Pablo Iglesias.

En términos coloquiales, no tenía dónde caerse muerto hasta que accedió como diputado de Catalunya Sí Que es Pot al Parlamento autonómico. Aspira a una “república catalana con más justicia social y sin corrupción” y considera el 1-0 como “la capacidad de las calles para cambiar las cosas“. Al portavoz de su grupo, Joan Coscubiela, por su intervención en el Parlament sobre las formas usadas para aprobar la Ley de Transitoriedad, le ha acusado de “mentir” y de “prácticas antidemocráticas“.

Habría que recurrir a Freud…

En su inicio, el 15 M, en Cataluña, pretendía incidir en lo social, frente a lo nacional, de cualquier signo. Fueron los primeros en rodear una sede parlamentaria: el Parlamento catalán. Todo esto se ha olvidado, se ha venido abajo. Los argentinos son los que se han mostrado más radicales a la hora de reorientar el 15 M hacia el separatismo. Habría que, seguramente, recurrir a Freud para entender este proceso de asimilación al secesionismo y de demolición de la unidad de España, a la que, sin ningún agradecimiento, parecen odiar sin medida.

Otro de estos radicales argentinos que han venido para ir contra España es Gerardo Pisarello Prados. Es famosa la imagen en el balcón del Ayuntamiento tratando de arrebatar la bandera de España hacia la que muestra una completa inquina. Gerardo es hijo del abogado Ángel Gerardo Pisarello, miembro de la Unión Cívica Radical, desaparecido durante la dictadura militar argentina. Vive en Barcelona desde 2001; catorce años después pasa a ser teniente de alcalde y concejal de Trabajo, Economía y Planificación del Ayuntamiento de Barcelona. Es un firme partidario del referéndum, cuya intencionalidad manipula de manera grosera, pues lo identifica como una especie de voto de castigo al PP. Ha hecho público que votará un “sí crítico” contra “el autoritarismo del PP“, de modo que “las fuerzas del cambio cometerían un grave error si no se levantan contra el PP y sus ataques a las reivindicaciones democráticas de autogobierno”.

Pablo Echenique. /Foto: arainfo.org.

El de la minga con la matraca de la plurinacionalidad

Bien, podría argumentarse que estos argentinos recalaron en Cataluña, concretamente en Barcelona, y se han identificado con la causa separatista, pero no es el caso de Pablo Echenique Robba, nacido en Rosario, el 28 de agosto de 1978. Llegó a Zaragoza cuando tenía 13 años, con su madre Irma y su hermana Analía. Uno de los motivos, era conseguir para él, dada su enfermedad hereditaria y degenerativa, mayor oportunidades. Y las obtuvo: es doctor en Ciencias Físicas por la Universidad de Zaragoza. Entró en Podemos por el Círculo Discapacidad. Fue elegido eurodiputado en 2014 y actualmente es diputado en las Cortes de Aragón. Es secretario general de Podemos en Aragón y secretario de organización de Podemos en España. ¿Qué ha aportado a la nación que le ha tratado tan bien? Odio y defraudación. En junio de este año, fue multado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por contratación irregular -en negro, sin darle de alta- de su asistente personal. Su esposa, la venezolana María Alejandra Nelo Bazán, Maríale, puso en un diálogo interno de Podemos: “yo puedo pedir pasta a Venezuela, que tiene mucha”, Una adelantada y una corrupta mental.

Echenique no se recata en mostrar su odio a España y en mostrar su apoyo a los planes sediciosos: “La plurinacionalidad no es un discurso, es una realidad que se impone”.

Podemos, partido hispanoargentino y antiespañol

Podemos es, por méritos evidentes, el partido hispanoargentino, por donde han entrado en política los hispanoargentinos radicales que exhiben un alto grado de frustración personal y vetas muy virulentas de odio a España. Todos ellos tienen establecida una competición para ver cuál es más separatista y cuál resulta más nocivo para la unidad de España. Ninguno tiene el mínimo agradecimiento lógico en quien ha sido acogido. Podría decirse que son un fallo sistémico de la política migratoria y que hubiera sido mucho mejor que se quedaran en Argentina.

Otra cuestión es qué van a decir, cómo se van a presentar los de Podemos en, por ejemplo, San Fernando de Henares, Leganés, Murcia, Alicante o el propio Madrid. Hoy Podemos, en su empanada mental, es ya claramente un partido antiespañol.

Origen: Argentinos demoliendo España: Podemos, partido hispano-argentino – Rambla Libre