Archivo de la categoría: Seguridad

No estáis solos porque sois nosotros. -Cristina Seguí/OK Diario-

Seguí(1)

Seguí(2)

Seguí(3)

Ver artículo original:

Anuncios

Un ególatra en su círculo vicioso -Salvador Sostres/ABC-

La imagen idílica de Josep LLuís Trapero como líder natural de los Mossos d’Esquadra no puede distar más de realidad. La mayoría de sus subordinados le teme más que le quiere y le consideran arrogante, autoritario, incapaz de reconocer los propios errores e implacable a la hora de atribuirse los méritos ajenos. Por su humilde extracción social -no deja de ser visto como un «charnego» de Santa Coloma- la cúpula de la policía de la Generalitat vivió su nombramiento con contrariedad y despecho.

Por haber dedicado muy buena parte de su trayectoria a la investigación y especialmente a la investigación criminal sin haber destapado ninguno de los muchos casos de corrupción de Convergència ni de sus socios de Unió, algunos consideran que su nombramiento como comisario jefe, que contra todo pronóstico decidió el último consejero de Unió que ha tenido la Generalitat, Ramon Espadaler, en 2013, antes de que Mas despreciara a Duran para ponerse en manos de Junqueras y de la CUP, podría tratarse de un pago a estos servicios prestados.

Contribuye a esta sensación que quien intensamente presionó a Espadaler para lograr el ascenso inesperado de Trapero (que no aparecía en ninguna quiniela para el cargo) fue el entonces director general de los Mossos, Manel Prat, militante de joven en las juventudes de Convergència (JNC) y que en los años previos (2005-2011) a ocupar su cargo de confianza política en la policía de la Generalitat, fue el responsable y representante legal de la fundación de Jordi Pujol.

«No quiero deber nada»

El Major de los Mossos es ambicioso, serio, poco generoso, confía en muy poca gente y muy poca gente confía en él. Desde hace muchos años su lema es que «no quiero tener amigos porque algún día llegaré a jefe de los Mossos y no quiero deber nada» y es verdad que amigos no tiene demasiados, hasta el punto de que no ha tenido el apoyo de los sindicatos de la cúpula de los Mossos (Sicme y Copcat) ni en sus últimas disputas con la Prensa ni en la crisis de credibilidad que ha sufrido al negar que hubiera recibido un aviso de atentado de los Estados Unidos, cuando se ha demostrado que efectivamente lo recibió.

Trapero tiene enemigos fuera del cuerpo por su vinculación con el independentismo pero tiene muchos más dentro del cuerpo de su policía, de donde es probable que «El Periódico» obtuviera el documento de la Inteligencia americana que prueba que él, el consejero de Interior y el presidente de la Generalitat abiertamente faltaron a la verdad, es decir: mintieron.

Su afán de protagonismo en las ruedas de prensa, en las que siempre ha hablado mucho más que el consejero Forn, son vistas por sus compañeros y subordinados como un exhibicionismo innecesario. Por cierto que llama la atención la clamorosa desaparición del director general de los Mossos, Pere Solde, que no ha comparecido desde los atentados. Recientemente nombrado, a dedo, por su militancia independentista, su ausencia mediática es un misterio para los Mossos. Pero lo que sobre todo molesta es que tal como Jordi Pujol convertía las críticas a su persona y a su partido en ataques a Cataluña y a los catalanes, Trapero convierte en ataques a los Mossos en general lo que son preguntas e investigaciones legítimas sobre la actuación de la cúpula policial y política de los Mossos sobre todo en materia de prevención.

Los Mossos consideran que los verdaderos héroes del 17 de agosto fueron los agentes que se jugaron la vida para detener y abatir a los islamistas implicados en los ataques terroristas. Muchos de ellos estaban de vacaciones y regresaron sin esperar a que se les requiriera, para trabajar sin descanso hasta que el último yihadista cayó. Que de todo este esfuerzo y riesgo hayan quedado las camisetas con la cara de Trapero por una disputa lingüística con un periodista holandés no es motivo de ninguna alegría para unos agentes que una vez más ven como su jefe se atribuye y se beneficia de sus méritos. La egolatría de Trapero roza a veces lo ridículo y entre la fantasmada y la impostura pretende que fue formado en el FBI cuando todo lo que hizo es asistir a un seminario de este cuerpo, para policías latinos, sobre recursos humanos.

Su autobombo y autoindulgencia contrastan claramente con la dureza con que riñe a sus agentes si no está satisfecho con ellos. «Sois unos indigentes intelectuales», llegó a decirles no hace demasiado tiempo.

A propósito de indigencias, a los agentes no les ha pasado por alto que las filtraciones a la Prensa de la cúpula de los Mossos tienen que ver con la afinidad que Trapero ha mantenido con una periodista concreta, que al cambiar de periódico, cambió también el periódico donde las principales noticias relacionadas con el cuerpo -de policía- aparecían.

En casa de Rahola

Las imágenes en casa de Pilar Rahola, compadreando con el presidente Puigdemont entre esteladas y gintónics, acabaron de retratar a quien siempre ha sido un «salta-taulells» con más afán de notoriedad que conciencia de de sus limitaciones. El protagonismo que en los últimos días ha adquirido, mezclado con la desesperación de lo que queda de Convergència, ha llevado a algunos dirigentes del partido a considerarle como posible candidato del partido a la alcaldía de Barcelona.

Algunos Mossos consultados dicen se equivocaría si aceptara «pero como se cree que es Dios, vete a saber qué hace». De presentarse, se cerraría el círculo desde que el gerente de la fundación Jordi Pujol presionó hasta lo indecible para que le nombraran comisario jefe.

Origen: Un ególatra en su círculo vicioso

El imán de Ripoll .- JM Sánchez Fornet/Confidencial Andaluz-

A medida que se van conociendo más datos sobre los terroristas de Barcelona y Cambrils, más preocupación existe en personas con algún conocimiento del asunto sobre la incapacidad de las fuerzas de seguridad españolas (incluidos los Mossos), para hacer frente a este fenómeno. Ya sé que lo políticamente correcto es felicitarse por el buen trabajo de las fuerzas de seguridad, aplaudirlas, hacer minutos de silencio donde las autoridades políticas aparezcan como adalides de la lucha contra los malos, encender velas y colocar notas en los lugares donde cayeron las víctimas, pero así no vamos a ser más eficaces contra el terrorismo. La ciudadanía, además de ser comparsas en una ópera bufa como la que nos representan en este teatro, puesto que son quienes ponen las víctimas debería exigir eficacia y la verdad, porque ni las instituciones, ni los partidos políticos, ni los sindicatos, ni las fuerzas de seguridad están cumpliendo mínimamente con su obligación.

 

La verdad, más allá de la propaganda del sistema y los medios de comunicación es que la Policía y la Guardia Civil no han sido eficaces contra ETA. Así lo atestigua que casi el 40% de sus crímenes, más de 300 personas, permanezcan sin autor conocido, arrumbados los sumarios en archivos judiciales y en muchas ocasiones, sin prácticamente diligencias de investigación. Esa es la verdad objetiva que nada tiene que ver con la propaganda política y corporativista de las fuerzas de seguridad. Que de 827 asesinatos haya más de 300 sin esclarecer y sin señalar autor era para que, desde hace ya muchos años, se hubiesen analizado las prácticas operativas de ambos cuerpos de seguridad del Estado en el combate contra el terrorismo. Y empieza a ocurrir lo mismo, la misma farsa, sobre la eficacia policial contra el terrorismo islamista.

 

 

Los responsables políticos y los responsables del área de Información de todos ellos deberían dar explicaciones sobre lo que ha pasado con el imán de Ripoll porque todos han fallado estrepitosamente.

 

Cataluña, escenario fundamental

 

Afortunadamente, ETA acabó. Ahora tenemos otro terrorismo, que ya existía entonces, aunque España no era objetivo para la comisión de atentados sino lugar de residencia de quienes los preparaban especialmente contra Francia. Que Cataluña es un territorio de reclutamiento, residencia y adoctrinamiento de terroristas islámicos es sabido desde hace décadas por todos los servicios de inteligencia y policías del mundo. Y que en Cataluña existen cuatro cuerpos de seguridad con competencias para combatirlo, que son el CNI, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía autonómica (Mossos), también. Los responsables políticos y los responsables del área de Información de todos ellos deberían dar explicaciones sobre lo que ha pasado con el imán de Ripoll porque todos han fallado estrepitosamente.

 

Según sabemos ahora, el posible responsable de los atentados pueda ser el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, que debería llevar años “monitorizado”, controlado en lenguaje común, por uno o todos los cuerpos de seguridad competentes en la materia en Cataluña, que son los cuatro antes citados. No lo ha hecho ninguno, ¿Por qué? ¿Descoordinación? ¿Unos por otros la casa sin barrer?

Un tipo que ha salido de prisión tras cuatro años por tráfico de drogas estando en situación irregular en España, que fue investigado ya por ser conocido de uno de los detenidos en 2006 en la conocida como “operación Chacal” en Vilanova i la Geltrú (cinco detenidos por favorecer actividades del terrorismo islamista), no puede estar actuando varios años en Cataluña y que nadie lo detecte. Eso es un fallo clamoroso de todos los cuerpos en sus áreas de Información. Que los detenidos en la “operación Chacal” fueran absueltos en 2011 por el Tribunal Supremo no es razón para prescindir de su seguimiento.

 

A quienes quieran cometer atentados les basta con cometer un delito poco grave, ser investigados, detenidos, encarcelados por poco tiempo y, una vez en libertad, ya pueden actuar sin problemas

 

De los 700 detenidos aproximadamente desde el año 2000 por colaboración o actividades de terrorismo islamista, no más del 10% han sido condenados. Esto significa que las distintas policías no están obteniendo pruebas suficientes contra los arrestados, y, por lo que se ve con el imán de Ripoll, una vez puestos a disposición judicial no se hace ningún seguimiento de ellos, con lo que una detención infructuosa significa que se les saca del “radar” de investigación y seguimiento, se les “blanquea” con una detención que no conduce a nada y pasan a ser “liberados” del islamismo sin seguimiento y control. Con este criterio, a quienes quieran cometer atentados les basta con cometer un delito poco grave, ser investigados, detenidos, encarcelados por poco tiempo y, una vez en libertad, ya pueden actuar sin problemas, porque cuando aparezcan en el “radar” de uno de los cuerpos de seguridad saldrán antecedentes por estancia ilegal o narcotráfico y no serán vigilados por los del área antiterrorista.

 

 

Nadie monitorizó al Imán

 

Que un personaje como este imán pueda estar ejerciendo en Ripoll sin que nadie lo haya controlado evidencia un agujero de seguridad que puede estar reproduciéndose en otros lugares, y que significaría que, gracias al control de armas y explosivos existente en esta sociedad por el fenómeno terrorista anterior, no se están produciendo atentados terroristas con más frecuencia, pero no se puede pensar objetivamente que esa poca actividad criminal se deba a la eficacia de las fuerzas de seguridad.

 

En el caso que nos ocupa de los atentados de Barcelona y el posible promotor de los mismos, el imán de Ripoll, los responsables de esa ineficacia son todos los cuerpos implicados en el control y desarticulación de estos grupos, los antes citados, pero si aplicáramos el criterio de la teoría nacionalista radical que diferencia entre víctimas españolas o catalanas, informa al mundo en su lengua que apenas hablan 10 millones de personas, o lo hace sin colocar la bandera del Estado, los únicos responsables serian su policía, los Mossos, porque desde hace años están tratando de que sea la punta de lanza de su futuro Estado soñado, y esa pretensión política es un objetivo prioritario por encima de la seguridad de su ciudadanía. Cualquier cosa para diferenciarse de España y los españoles.

 

Lo cierto es que durante más de un año un imán radical ha estado reclutando, instruyendo, alentando y preparando un atentado y que ni el CNI (que dedica ocho agentes a controlar la comida de un comisario jubilado), ni la Policía, ni la Guardia Civil, ni la Policía Autonómica han sabido nada de lo que se tramaba.

 

Si se imparten instrucciones de cerrar con bolardos, maceteros u otros obstáculos que impidan el acceso de vehículos a zonas de gran aglomeración de personas, ellos deciden que no; si se coincide infiltrados en un comando yihadista policías del Estado y de la Comunidad Autónoma, el autonómico recibe órdenes de denunciar de inmediato a los nacionales por informar a los terroristas de que los siguen los Mossos; si explosiona una casa con un hongo de humo blanco y hacia adentro, no lanzando cascotes a cientos de metros sino acumulándolos en el centro de la explosión, anuncian que es una explosión de gas, a sabiendas de que mienten. En las pruebas previas para ingresar en el TEDAX se aprende que el gas no produce humo banco en forma de hongo y que los cascotes son lanzados a grandes distancias, siendo la forma de la explosión de Alcanar propia de cualquier explosivo menos de gas. No es que los TEDAX de los Mossos no sepan, que su cualificación profesional, como las de todas las especialidades, es homologable a policías y guardias civiles, es que sus dirigentes políticos y mandos hacen el mismo uso ruin de su tarea que los políticos y mandos de las policías del Estado.

 

Viajaron por cuatro países

 

Lo cierto es que durante más de un año un imán radical ha estado reclutando, instruyendo, alentando y preparando un atentado y que ni el CNI (que dedica ocho agentes a controlar la comida de un comisario jubilado), ni la Policía, ni la Guardia Civil, ni la Policía Autonómica han sabido nada de lo que se tramaba. Los terroristas han viajado a Bélgica, Marruecos, Francia, Madrid, tanto el imán como otros miembros de la célula, han ocupado ilegalmente la casa de Alcanar durante más de un año, se han provisto de agua oxigenada, acetona, ácido sulfúrico, 106 bombonas y 5 vehículos, tres de ellos furgonetas alquiladas, y si no les revienta el explosivo en las manos ni nos enteramos hasta que hubiesen provocado una masacre brutal de varios cientos o miles de muertos. Que 17 horas después de la explosión entren en las Ramblas sin que se hubiese alertado de la existencia de un comando por la explosión de Alcanar es un error injustificable. Aunque en la doctrina nacionalista radical si los Mossos hacen todo los Mossos serían responsables, lo cierto es que, además de responsables políticos y mandos de Mossos, esta negligencia debe ser compartida por todos los servicios de información contraterrorista, de Mossos, Policía y Guardia Civil, y también especialmente por el del servicio secreto, el CNI. Es responsabilidad de esos responsables políticos que comparecen a anotarse medallas cuando se desarticula un grupo o un lobo solitario, y se olvidan cuando la mayoría de ellos son puestos en libertad sin cargos. Es responsabilidad de quienes permiten organizar montajes como el reciente de Madrid desmontado por la Audiencia Nacional que llevó unas semanas a la cárcel a musulmanes inocentes, cuyo muñidor recibe una medalla roja y es ascendido a jefe superior de Policía en dicha comunidad. Eso sí, es policía de confianza de la presidenta de la comunidad autónoma y ese es el mejor criterio hoy para nombramientos en cualquier cuerpo policial, en Madrid o Cataluña.

 

Eso significa que estaba mal organizado el control y seguramente no por responsabilidad de quienes allí estaban sino porque faltaban efectivos para organizarlo como se debía.

 

 

Lo que ocurrió después del atentado no mejora el análisis de la gestión de inteligencia previa del mismo; no se sabe todavía si uno o varios terroristas superaron un control policial de aislamiento de la zona del atentado, dejando a un mosso herido y el coche abandonado con una persona muerta por apuñalamiento en su Interior. Eso significa que estaba mal organizado el control y seguramente no por responsabilidad de quienes allí estaban sino porque faltaban efectivos para organizarlo como se debía.

Si la Generalitat hubiese pensado en la eficacia y no en subordinar la seguridad de la ciudadanía a sus delirios independentistas, la noche del miércoles, nada más saber que en la casa del Alcanar se produjo una deflagración de explosivos y conocer la identidad de quien quedó vivo, debería haber comunicado a la delegación del Gobierno central en Cataluña para que se pusieran en alerta todos los efectivos de Policía y Guardia Civil, y el jueves, inmediatamente después del atentado, coordinar un trabajo conjunto donde  los tres cuerpos tenían más posibilidades de impedir las fuga de terroristas que los Mossos solos. Lejos de eso, la Generalitat parece preferir muertos y que solo actúen los Mossos, que impedirlos si para ello necesita la ayuda de la Policía y la Guardia Civil. La misma responsabilidad corresponde a la delegación del Gobierno de España en Cataluña y a los responsables políticos de Interior, que, teniendo a las cúpulas de ambos cuerpos descabezadas, sin DAOs y fraccionados los servicios en compartimentos estancos que permitan la injerencia política en asuntos policiales, no fueron capaces de activar sus efectivos, y en el caso de la Policía Nacional, de establecer controles en la frontera con Francia puesto que es competencia de este Cuerpo, controles que montó la policía francesa el viernes, casi 24 horas después del atentado.

La Policía Nacional de España, a pesar de que hay tres fugados, sigue sin montarlos 72 horas después del atentado. Puesto que no hay DAO por decisión política, corresponde al Director General de la Policía la responsabilidad de haber permitido esta situación. A este, un tal Germán López Iglesias, parecen importarle menos los muertos que puedan ocasionar los terroristas huidos que importunar a los políticos independentistas de Cataluña. Habrá más atentados, habrá más muertes inocentes y siendo los únicos culpables los asesinos, corresponde también responder por sus comportamientos a políticos como los citados y a mandos policiales politizados, a los que les importa más su cargo y prebendas que la seguridad y la vida de la ciudadanía.

 

Y entre tanta miseria política, la imagen de ayer de unos soldados libaneses que conquistan una colina a miembros del DAESH y enarbolan junto con su bandera la de España en señal de solidaridad, es el contrapunto a la podredumbre moral de las autoridades catalanes ocultando la bandera de la nación en todos los actos. Políticamente cobardes y moralmente miserables, así han actuado políticos del Estado y nacionalistas y algunos mandos policiales de en este brutal atentado de Barcelona.

 

*José Manuel Sánchez Fornet es  Policia. Ex Secretario General del SUP. Portavoz en Andalucía del Observatorio contra la Corrupción.

@sanchezfornet

Origen: El imán de Ripoll | Confidencial Andaluz

Carta abierta al miserable de Carles Puigdemont .-Enrique de Diego/Ramblalibre- #Barcelona –

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha calificado de “miserables” a los “que quieran dudar del compromiso de la policía catalana y las instituciones catalanas” en la lucha contra el terrorismo. Nosotros, en Rambla Libre, no dudamos sino que lo hemos afirmado calificando, desde la racionalidad, la masacre de Las Ramblas de “desastre policial y político“.

También, usted, miserable entre los miserables, ha criticado que se “mezclan cosas que no correspondan”. Nosotros, en Rambla Libre, lo hemos hecho: “el referéndum ha muerto”. Nos damos, pues, por aludidos y no he leído en ningún otro medio de comunicación nada parecido. Se lo repito, grábeselo bien, porque es una obviedad: el referéndum ha muerto.

Mire, usted, que es un hijo de la corrupción ascendido por la caída del recaudador del 3%, Artur Mas, es un perfecto inútil y un mequetrefe que ha llevado a Cataluña al desastre y a la masacre de Las Ramblas. Usted es un fracaso sin paliativos, al frente de una Cataluña fragmentada y desvertebrada.

atropellomuertos-1024x375

Muertos y heridos en el atropello. /Foto: lavanguardia.com.

Un chapuzas que no ha dado ninguna prioridad a la lucha contra el terrorismo

Usted es un chapuzas que no ha dedicado prioridad alguna al terrorismo. Es de vergüenza ajena que Las Ramblas -junto a esa proislamista Ada Colau, tan incompetente como usted o más- no estuviera protegida con unos simples bolardos, como le recomendó a usted el Ministerio del Interior, que por español usted no le hace ni caso.

Usted no ha dedicado a los mossos a luchar contra el terrorismo sino a prepararse a su bufonada de referéndum. Sus mossos, que deambulan por Cataluña sin enterarse de nada, se han dedicado a investigar e interrogar a posibles filtradores al Cuerpo Nacional de Policía y no a investigar a salafistas, que en Cataluña son decenas de millares, una de cada tres mezquitas. ¡Pero si en Cataluña se preparó el 11S!

Una policía política al servicio de políticos corruptos

Usted ha hecho cambios recientes en la cúpula de los desnortados mossos. ¿Acaso para investigar y desmantelar células de terrorismo islámico? Para nada. Usted ha buscado a los más sectarios y los más lacayos para desobedecer la legalidad y para que digan que se acogen “a la carta de la Unión Europea”.

La Administración de la masacre ha sido penosa. Sus subordinados dieron el balance de ¡un muerto! cuando ya estaba la cifra exacta de 13, que usted rebajó a 12 en su patética comparecencia.

Ha habido un menor que, sin bolardos que lo impidieran, ha recorrido seiscientos metros haciendo eses sembrando la muerte y se ha bajado del coche y se ha ido, al parecer a Cambrils, lo que indica que en toda Las Ramblas no había ¡ni un solo mosso! Ni la más mínima protección policial.

El día anterior a los terroristas en Alcanar les explotaron los explosivos que preparaban y ustedes pensaron que fue un accidente relacionado con la droga. Usted podía haber evitado esta masacre pero usted es un inútil que se dedica a buscar urnas para una comedia bufa en una sociedad con gravísimos problemas internos, que precisa buscar la unidad y no hundirse en la inmensa frivolidad de su absoluta mediocridad buscando pasar a la historia, vanidoso de cuarta.

niñomuerto-201x300

Una madre y su hijo, muertos por el islamismo y el buenismo en Las Ramblas.

Los asesinos no han venido de Siria, sino de Ripoll

Usted y su partido han islamizado Cataluña con acuerdos preferenciales con Marruecos para favorecer que llegaran musulmanes a los que enseñar catalán. Y Mousa Oukabir habla perfectamente catalán y para usted es un “nou catalán” pero si le diera el poder absoluto del mundo su primera medida hubiera sido “matar a los infieles y dejar solo a los musulmanes que sigan la religión”. Y ningún mosso cayó en la cuenta de que eso es una salvajada, un delito y que debía ser detenido y comparecer ante esa Justicia que usted, mindundi, se salta a la torera, deterioro los últimos anclajes de la sociedad en la civilización.

Usted es una vergüenza nacional e internacional. Usted es un miserable. Usted encarna todo el fracaso existencial del separatismo existencial, porque no ha sido un lobo solitario ni una hiena, han sido, por lo menos, una docena, coordinados, y usted y sus servicios policiales no se han enterado de nada porque se dedican a buscar colaboradores del Cuerpo Nacional de Policía.

Y no han venido de Siria sino de Ripoll, con ayudas sociales para alquilar furgonetas, materia sobre la que no hay ningún control. Y han venido de sus escuelas sectarias y adoctrinadoras, de su tolerancia ciega con los intolerantes y de su intolerancia rampante contra los españoles.

Un fracaso sistémico, una falta completa de integración

La terrible masacre conlleva un fracaso sistémico. Cataluña no tiene un problema de independencia, que usted y los suyos se inventan para esconder sus lacras purulentas; Cataluña tiene un problema de islamización, financiada y subvencionada. Todos los asesinos abatidos y los fugados -porque tras seiscientos metros de masacre el genocida se ha bajado tan tranquilo y por ahí anda- son jóvenes “nous catalans” que no se han integrado, que no creen ni en la Cataluña española ni en la Cataluña independiente que usted trama, sino que su ensoñación es un baño de sangre integrista, asesinando a todos los del PSOE, los del PP, los de la CUP, los de Esquerra y de la exConvergencia del 3% y la famiglia Pujol.

Sus aliados de la CUP, miserable Puigdemont, se han dedicado a desarrollar una campaña de “turismofobia” que sus mossos no han sido capaces de parar, porque es una mierda de policía política, bien pagada y lacaya, sin principios de honor y moral, al servicio de unos políticos corruptos y alucinados. Y de esa campaña, la culminación es la masacre de Las Ramblas.

Usted, miserable, ha dicho hoy que el atentado no ha sido “contra el turismo” sino “contra un estilo de vida”. ¿De qué va usted? Ese “estilo de vida” contempla, muy especialmente, el turismo.

Usted, en esas mentiras que usted se cree, ha dicho que Cataluña ha sido y es una sociedad de paz. Usted tiene sobre su inutilidad quince cadáveres, muchos de ellos niños, a los que usted no ha protegido, porque usted se ha dedicado a sus chorradas con las que quiere pasar a la Historia.

Usted va a pasar…al sumidero de la Historia por incapaz y miserable.

Ver artículo original:

“El yihadismo en España crecerá en diez años con la segunda generación de inmigrantes”

El director del IEEE reivindica el modelo antiterrorista español: “El que se salga de la raya es detenido”.

La mesa del general Miguel Ángel Ballesteros Martín rebosa de papeles e informes. En apenas unos días se han registrado dos atentados yihadistas en Manchester y Londres y por primera vez el Estado Islámico ha atacado el corazón de Irán. Todo pasa por el despacho del director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa que esa mañana ha tenido que vacunarse por un viaje próximo a Mali donde, recuerda, “también hay terrorismo”. Es una de las personas en España que mejor conoce los movimientos yihadistas y su influencia geoestratégica. La semana pasada fue requerido por la AVT para participar en un seminario sobre tratamiento de víctimas de atentados terroristas.

A los cuatro minutos de entrevista le suena el teléfono. Al otro lado alguien recibe una minuciosa explicación del general sobre la ruptura de relaciones entre Arabia Saudí y Qatar que va a condicionar el equilibrio en el bloque suní del mundo árabe. Promete silenciar el móvil para hablar de la amenaza terrorista en España, que crecerá en diez años. Considera que la situación en el barrio belga de Molenbeek “se exagera” y defiende que la lucha contra el yihadismo en España está generando un modelo de éxito frente a las estrategias fracasadas de Francia y Reino Unido.

¿Cómo se explican los cuatro días que ha tardado Reino Unido en comunicar la muerte del español Ignacio Echeverría?

Es un tema policial. Quiero suponer que han preferido no tocar el cuerpo porque pueda tener pruebas como el ADN del terrorista que probablemente le mató. Pero no entiendo por qué no se le dijo a la familia la identidad del cadáver.

El atentado de Manchester ya evidenció que las autoridades británicas son especialmente celosas de su información. La publicación de algunos detalles en la prensa estadounidense provocó un conflicto entre ambas naciones.

Es distinto. Lo que hizo la prensa americana fue dar la identidad del asesino, Salman Abadi. Y eso no interesa porque su entorno inmediatamente se pone en guardia. Pero otra cosa son las víctimas y su entorno y sacarles de la incertidumbre. No entiendo cómo no se les dijo: “Mira es vuestro hijo, pero no lo podemos entregar porque puede tener restos orgánicos del agresor”.

La ausencia de información dio pie a especulaciones como que había sido abatido por la propia Policía inglesa.

Por lo que contaron sus compañeros, la Policía no estaba en la zona. Esa hipótesis no tiene sentido.

¿Le preocupa más lo que sucede en Mosul (Irak) o lo que sucede en Molenbeek (Bélgica)?

Yo sigo más Mosul, creo que Molenbeek [barrio belga del que se salieron varios autores del atentado de Bruselas] se exagera. Yo soy militar y nuestra preocupación es el territorio que está ocupado por el Estado Islámico. Entiendo por Molenbeek los llamados lobos solitarios que pueden estar en el extrarradio de Ceuta y Melilla o cualquier ciudad, pero los militares atendemos más a Mosul, el campo de acción, el resto es cuestión de la Policía.

Somos conscientes de que esto no habrá terminado cuando pierdan su territorio en Siria e Irak, hay que evitar que se reagrupen en otros lugares. Yo me voy a ahora a Mali porque ahí hay terrorismo, en todo el Sahel. Y la tercera preocupación no es militar, pero es lo más importante: la lucha contra la radicalización y la ideología. Esa batalla hay que darla en Molenbeek, Riad, Madrid, Marruecos y todos los lugares donde haya comunidad musulmana.

El general Ballesteros posa a la entrada de la sede del CESEDEN.

El general Ballesteros posa a la entrada de la sede del CESEDEN.Moeh Atitar

Ha citado Riad, ¿se refiere a la exportación de la corriente wahabista saudí?

No. El wahabismo es un islam pietista prácticamente salafista, son los que dicen que el islam debe hacerse como cuando vivía el profeta Mahoma, salaf son los compañeros del profeta. Es una opción muy rigorista del islam y cuanto más radical sea uno en la interpretación, más peligro tiene de dar el siguiente paso y recurrir al uso de la violencia. Pero todo el mundo, incluso Arabia Saudí, tiene que trabajar muy duro en echar abajo toda interpretación del islam que invite a la radicalización.

¿Hasta ahora Arabia Saudí no lo ha hecho?

Han surgido terroristas de todos los países, Arabia Saudí no es el que más foreign fighters ha exportado.

Me refería más a la exportación vía financiación.

La exportación del wahabismo no necesariamente te lleva al yihadismo, pero sí que es verdad que es una interpretación muy rigorista del islam.

Usted vaticinó que antes de primavera Estado Islámico perdería el control sobre sus territorios, ¿qué ha fallado? ¿Por qué aún resisten en Mosul y Raqqa (Siria)?

Creo recordar que dije que Mosul caería antes de terminar la primavera.

Le quedan sólo unos días.

Mosul está prácticamente ya desmantelado, le queda el barrio viejo, que está junto al Tigris en la zona oeste. Creo que mi vaticinio se va a cumplir y en estos días va a terminar de ser reconquistado. Mi otro vaticinio ha sido que Raqqa caerá antes de que acabe otoño, incluso antes. La reconquista del territorio controlado por el Daesh va a un ritmo aceptable.

La medida estrella europea para evitar atentados, el PNR, no entrará en vigor al menos hasta 2018. ¿Cómo se le explica a la madre de una víctima que los estados siguen dando vueltas a cómo aplicarlo?

Más que un problema de legislación es un problema técnico. Digamos informático. Consiste en compartir ficheros entre todos los países. No es un tema menor, desde el punto de vista de las bases de datos es fácil legislar, pero luego implementarlo no es tan sencillo. Por eso es necesario un tiempo. De todos modos, el PNR no es la panacea, el problema está en varios campos: la prevención, la inteligencia y conseguir información y compartirla.

Italia había compartido con Reino Unido que uno de los terroristas había intentado viajar a Siria. También se lo remitió a Europol.

¿Es lógico que este señor esté libre? Pues depende de la legislación de cada país.

España ha optado por un modelo preventivo ¿Qué le parece?

España es uno de los países que está más avanzado. Los últimos cambios en el Código Penal de 2015 han facilitado mucho la lucha contra el terrorismo porque no estábamos acostumbrados a condenar la ideología, pero es que hay ideologías que necesariamente deben ser condenadas como está condenado el nacionalsocialismo de Hitler. Una persona puede ser condenada por apología del nazismo. Esto no todos los países lo tienen en su legislación. España es de los países que va por delante. Siempre hablamos de la eficacia de las fuerzas de seguridad, pero deberíamos hablar de la eficacia de todo el poder judicial.

Reino Unido aceptó como refugiado a un miembro de un grupo afín a Al Qaeda. Su hijo fue el terrorista de Manchester

¿Puede citar algún avance?

Hasta ahora la figura del agente infiltrado en redes no estaba protegido. Si ese señor se mete o adopta roles para estar en esas redes y no está protegido, al final un juez puede entender que estaba haciendo otra cosa. Eso España lo tiene resuelto y no lo tiene todo el mundo.

Otro de los autores del atentado de Londres, Khuram Shazad Butt, había protagonizado un documental sobre yihadistas en Reino Unido, ¿en España habría ido a la cárcel?

Tenemos una legislación que facilita la lucha contra el terrorismo. En España habría sido detenido sin ninguna duda. Pero si uno no comete ningún delito, la Policía no puede perseguir algo que no es delito.

¿Qué le parece que la primera ministra británica Theresa May apueste por supeditar la declaración de Derechos Humanos a la lucha contra el terrorismo?

Yo no debo comentar lo que hace un primer ministro de otro país. Sí que creo que el mundo occidental se basa en principios y uno es la libertad individual a diferencia de los salafistas, que anteponen la comunidad y por eso la mujer no es libre. Es importante que a la hora de legislar no perdamos de vista nuestras raíces y nuestros principios.

Tenemos que encontrar un equilibrio entre libertades y seguridad. Ese binomio es muy delicado. Si renunciamos a nuestra libertad individual, les estaremos dando la victoria. Pero hay mucho que hacer, si se le da refugio a un señor porque un régimen le ha perseguido hay que mirar por qué le persigue, si huye por ser de una facción afín a Al Qaeda no deberíamos darle refugio. Eso ha pasado, no en España, pero sí en Reino Unido.

¿Qué caso fue?

El caso del padre de Salman Abadi, el autor del atentado de Manchester. Reino Unido le da el estatus de refugiado porque ha huido de Libia, del régimen de Gadafi, que es una dictadura, pero le perseguía porque formaba parte de un grupo afín a Al Qaeda. Hay que tener claro que la lucha contra el terrorismo va a ser una carrera de fondo y una lucha de ideas. No podemos abdicar de nuestras ideas y no podemos darle ni la más mínima ventaja. Y quien diga que esto viene de la colonización y esas cosas incurre en un disparate, eso es darle gasolina al enemigo

¿Cree que habría que ser más escrupuloso a la hora de recibir refugiados?

No hay que confundir al refugiado con el terrorista. Todos los casos de refugiados son individuales, no se da el estatuto de refugiado de forma indiscriminada sino caso por caso. No se debe encasillar.

¿Ha fracasado el modelo de Reino Unido en la acogida de inmigrantes?

En Europa ha habido varios modelos y todos han fracasado. El modelo francés era que en los espacios públicos no se permite ninguna manifestación religiosa, ni velos ni la cruz católica, la república es laica. Eso dio problemas. El modelo de integración que intentó Francia es que la religión fuese algo privado en casa de cada uno y si no es así no se le acepta. El modelo francés ha fracasado.

El modelo británico es el opuesto: cada uno es libre de hacer las manifestaciones que quiera en público o en privado. Los sij siguen llevando sus turbantes, los musulmanes durante mucho tiempo han estado escribiendo libros donde justifican el yihadismo. Había librerías donde uno podía conseguir libros que no puede conseguir en ningún sitio. Ese modelo también ha fracasado.

¿Y en España?

En España la lucha contra la radicalización está generando un modelo. Hay que luchar en las cárceles, en las mezquitas, en internet… eso está generando: el que se salga de la raya la Policía le va a detener. A veces con unas pruebas endebles, porque no tiene armas o lo que sea, pero tenemos una lección aprendida que es el 11-M: cuando estos señores consiguieron la dinamita actuaron en lo que tardaron en montar las mochilas, no hay tiempo de reacción. No es el caso de ETA, que podía tener un depósito de armas, dejarlo ahí un año y cuando decidía cometer el atentado iba a por él. Tu podías encontrarlo y dejarlo ahí a la espera de que se acercarse algún etarra.

Ahora no hacen falta ni explosivos.

Efectivamente. El tiempo le está dando la razón al modelo español. Sólo necesitas un alquiler de furgonetas siguiendo lo que dice Estado Islámico en su revista Rumiya o un cuchillo y con eso basta. El Reino Unido tiene una dificultad añadida y es que los bobys no van armados como el que fue asesinado en el atentado de Westminster. Este es un debate que ellos tienen que resolver. A nosotros nos va bien con una Policía que ayuda al ciudadano y puede reprimir a un delincuente. Aquí a nadie le asusta ver a un policía con un arma.

El general dirige el Instituto Español de Estudios Estratégicos.

El general dirige el Instituto Español de Estudios Estratégicos.Moeh Atitar

¿Cree que la ausencia de atentados en España en esta última época se debe a que hay menos inmigración musulmana que en otros países como Bélgica, Francia o Reino Unido?

No es que tengamos menos inmigración, es que no tenemos segundas generaciones y eso influye y mucho. De España deben haber salido 213 yihadistas a combatir a Siria mientras que en Francia han salido 1.500 y en Reino Unido cerca de mil. Eso ya te indica algo. Si nosotros tenemos un 20 por ciento de foreign fighters respecto de Reino Unido, tenemos un 20 por ciento de radicales respecto de Reino Unido. Esto va a cambiar en el futuro y en diez años aparecerá esa segunda generación. Hay sitios donde ya está, en Melilla, Ceuta y donde llegaron las primeras oleadas que es Cataluña. El peligro en España irá incrementándose con esa segunda generación.

¿Existe un perfil de yihadista tipo?

No. Coincide habitualmente la falta de estudios y de educación. Convencerle a un señor para que ponga una mochila a la salida de un concierto y que se asegure de morir porque así va a ir a esa parte del cielo a la que sólo van los mártires es fácil cuando esa persona no es ilustrada.

Pero el que hace unos días actuó en Notre Dame era un hombre con formación universitaria.

Son la excepción. El Daesh reivindica todo lo que pueda pero suyos son el del avión de El Cairo, el de Bataclan (París) y el de Bruselas y ahí se termina. Otra cosa es que ellos digan que cuando alguien cometa un atentado lo reivindique en su nombre. Eso es nuevo porque está perdiendo territorio, es su derrota militar y tiene que hacer creer que no está tan débil. Los atentados de alguien que usa una furgoneta o un cuchillo no son suyos.

Los Hermanos Musulmanes no son una organización terrorista

¿Debería la comunidad musulmana hacer una reacción pública de condena?

Las manifestaciones están muy bien, pero lo realmente importante es la lucha contra la radicalización y eso es una lucha contra las ideas y ahí sí que los imanes tienen mucho que hacer, creo que las hacen pero pueden hacer muchas cosas. Yo no puedo discutir con un chico de 16 años en proceso de radicalización sobre la interpretación que hace del Islam porque si no has leído el Corán en árabe pierdes toda ascendencia para él. Ahí los imanes y los padres con sus hijos tienen una labor que hacer y que hay que exigirles. Hay una buena noticia y es que creo que tras el atentado de Londres, ningún imán ha querido hacer el entierro para los tres terroristas. Eso es una manera de marcar territorio.

Es un error apelar a discursos de justificación cuando decimos que los atentados son un problema derivado de no haber sabido integrar a la comunidad musulmana. Ellos usan ese argumento como gasolina. En las revistas de Estado Islámico hay un apartado que dice En palabras de nuestro enemigo donde usan eso para defender sus ideas.

El responsable del CNI, Felix Sanz Roldán, defiende que estos atentados es una consecuencia de un enfrentamiento entre suníes y chiíes. Ahora se ha producido una ruptura de relaciones dentro del bloque suní entre Arabia Saudí y Qatar. Como telón de fondo aparecen de nuevo los Hermanos Musulmanes. ¿Cree que son una organización terrorista que debería ser prohibida?

No. Los Hermanos Musulmanes sólo están prohibidos en Egipto.

Y ahora en Arabia Saudí, supongo.

Bueno, en Arabia Saudí no hay y si hubiera estarían proscritos.

Hay movimientos que piden que sea declarada terrorista.

Es verdad que de ellos han salido muchos terroristas, pero cuando alguien de los suyos apuesta por el yihadismo se sale de la hermandad como es el caso de Aymán al Zawahiri, que ahora es el líder de Al Qaeda. También Sayyid Qutb, que fue el padre de la teoría del yihadismo. Han salido todos de Hermanos Musulmanes, pero la hermandad no es terrorista.

Si hubiera que aplicar el modelo español del que hablábamos antes, estaría más que prohibido con esos antecedentes.

No. ETA nació del PNV, pero el PNV no es una organización terrorista.

Pero Batasuna sí.

Bueno, pero es distinto de donde procede uno. Si alguien procede de una cofradía pero como no pega tiros se dedica a ir por su cuenta, pues te echan. El presidente Mursi ha estado gobernando en Egipto hasta el golpe de Estado de Al Sisi. Hermanos Musulmanes sólo está en Egipto, pero luego hay muchos grupos que se declaran afines, pero yo no creo que sea una organización terrorista.

Origen: “El yihadismo en España crecerá en diez años con la segunda generación de inmigrantes”