Archivo de la etiqueta: Hermann Tertsch

El fin del socialismo democrático. -Hermann Tertsch/ABC-

El_fín_del_socialismo_democratico

Ver twitt original:

Anuncios

Avanza el golpe por toda España. -Hermann Tertsch/ABC-

En Barcelona quedó dramáticamente escenificada el domingo la plasmación práctica del golpe de Estado que sufre España. Porque ya se hace efectivo y patente en la radical pérdida de derechos y de libertades de los españoles. Nada lo plasma de forma más gráfica que la actuación de una policía política totalitaria que reprime a españoles que demandan sus derechos. Ese golpe comenzó el pasado año y por culpa de gobernantes débiles y mezquinos no tuvo respuesta real. Ahora triunfa de plaza en plaza y ya se ha hecho fuerte en varias regiones. Contra la Constitución, no contra el Gobierno. Porque éste ni defiende la Constitución ni hace cumplir la ley. Al contrario, alimenta su permanente cuestionamiento para mayor medro de las fuerzas golpistas, con las que ha pactado y a las que debe su existencia. En regiones como Cataluña, el País Vasco y Navarra, quienes defienden a España ya no tienen derechos. Y en Valencia o Baleares se aplasta sin escrúpulo a quien defienda el español.

El domingo, miles de catalanes salieron a las calles de Barcelona a exigir un derecho que tienen todos los europeos menos los españoles, el de estudiar y vivir en la lengua oficial de todo el territorio nacional. Es el derecho constitucional de todo español a estudiar, trabajar y vivir en español en toda España. Un derecho que se le ha arrebatado cada vez a más españoles, cada vez en más sitios. Todos los partidos han jugado un ignominioso papel en esta trágica deriva que causa inmenso sufrimiento y daños a millones de españoles. Solo piden que pueda elegirse la lengua. Imposible. La tiranía nacionalista lo excluye. El domingo, los golpistas convocaron a sus CDR, como los camisas pardas nazis, una fuerza de choque que reventó la manifestación. Los Mozos, ya abiertamente policía política del golpismo, ayudó a los grupos CDR de terrorismo urbano.

Las culpas del pasado están muy repartidas. La izquierda se unió a los nacionalistas en su hispanofobia. Como si el español o castellano cargara con un «pecado de franquismo» como la unidad nacional o el propio nombre de España. Todo lo disgregador era progresista, todo lo que evocara la España unida, «rancio», fascista y «casposo». Es el legado traidor a España de la izquierda, que entregó parte de España a unos nacionalismos minoritarios en la Transición. La derecha no tiene menos culpa. El PP emuló lo peor de la izquierda. En Galicia con el PP de Nuñez-Feijóo, la persecución del español es igual que en regiones en manos del frente popular. Ciudadanos pudo ser esperanza y se frenó ante la batalla de la idea nacional. Nadie ha hecho una defensa de la nación consecuente. Finalmente ha surgido Vox, cuyo crecimiento es parte de una revuelta de reacción nacional. Que puede alimentarse de la gran revuelta europea en favor de los estados nacionales. Pero nadie se engañe, si Sánchez, gracias a la hegemonía mediática izquierdista que el PP regaló, sobrevive al escándalo de su estafa académica y a otros, si no hay un gran acuerdo de fuerzas nacionales para hacerle frente, nadie escapará a este Frente Popular de un jefe de gobierno con dictado comunista de Podemos que, como si fuera Nicolás Maduro, dice que él en el Parlamento hará lo que quiera. Y que quien le cuestiona, cuestiona la democracia. Se extiende la obscena desigualdad en el trato oficial entre quienes propugnan ese Frente Popular y quienes defienden la unidad de España y su monarquía. Avanza el abuso censor y amenazante contra medios y periodistas discrepantes. Planean una España rota, sí. Pero con regímenes todos como ese que en Cataluña lanza a su policía a reprimir a españoles desesperados ante la pérdida de sus derechos.

Ver artículo original:

 

Acorralado y peligroso. -Hermann Tertsch/ABC-

«Tengan ustedes cuidado con ese hombre», me dijeron ayer varios conocidos a lo largo del día, después de conocerse las amenazas del jefe de Gobierno a ABC por la publicación de una exclusiva de Javier Chicote que demuestra el escandaloso plagio en la tesis doctoral que Sánchez mantenía semiescondida en la Universidad. Las amenazas a ABC llegaron horas después de las amenazas del jefe de Gobierno a Ciudadanos en el hemiciclo. Como confirmaba Juan Carlos Girauta ayer, el jefe de Gobierno se dirigió a la bancada de Ciudadanos con la siniestra advertencia de «Os vais a enterar». Los esfuerzos del revanchismo socialista desde Zapatero por llevarnos a los españoles a la república, que nos llevó a un baño de sangre, dieron un paso estético importante, con esa amenaza de Sánchez desde la bancada del Gobierno a un grupo parlamentario que le contrariaba.

No se recuerdan amenazas en el Congreso salvo las de los guardias que lo asaltaron el 23-F. Hay que remontarse a aquella república que tanto idolatran los socialistas y comunistas de ahora para encontrar algo semejante a ese «os vais a enterar» del miércoles de Sánchez. Y son las amenazas del socialista Pablo Iglesias a Antonio Maura, en 1910, y de la comunista Pasionaria a José Calvo Sotelo, en 1936. Ambas amenazas se cumplieron. Maura fue gravemente herido en atentado semanas después de que el socialista le dijera que el PSOE «luchará en la legalidad mientras pueda y saldrá de ella cuando deba» y que «para evitar que Maura suba al poder debe llegarse hasta el atentado personal». La Pasionaria dijo de Calvo Sotelo tras un virulento enfrentamiento dialéctico en el Congreso: «Este hombre ha pronunciado su último discurso». Y lo fue. Desde entonces hemos estado sin amenazarnos los españoles en el Parlamento. Hasta que ha llegado esta nueva hornada de «socialistas podemizados» que son los hijos políticos del enterrador de la convivencia que fue Zapatero. Sin mayores diferencias ideológicas con los comunistas, como aquellas Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) que dirigió Santiago Carrillo, responsable él de muchos miles de muertes de españoles inocentes, niños incluidos. Y que tiene, por cierto, muchas calles en su honor y cuya tumba todos respetan.

Ya nos avisó hace meses el muy perspicaz Antonio Camuñas de que Pedro Sánchez no era solo un problema político con sus desprecios, sectarismos y malos modos. Que su manifiesta incapacidad para controlar las frustraciones, su forma crispada y hasta colérica de reaccionar ante las contrariedades lo convertían en un ser inquietante. Sin duda lo es. Con el poder que ha adquirido, de forma extraordinaria y debido al delirante estado de precariedad general de la política española que los anteriores gobernantes permitieron, este hombre inquietante es hoy un hombre peligroso. En las imágenes del hemiciclo el miércoles, cuando Sánchez responde a la pregunta trampa de Albert Rivera, se ve al presidente del Gobierno perder totalmente el control sobre sí mismo. La cara de odio cuando respondía con «ha convertido su pregunta en un lodazal…» es la imagen de la ira sin brida. Y la escena segundos después, cuando su rabia descontrolada le impide notar que se ha acabado su tiempo, que el micrófono esta apagado y que la presidenta, impresionada, le implora e insiste en que calle, es un momento parlamentario tan inolvidable como alarmante. El señor Sánchez descontrola en sus pasiones por sí mismo y no soporta que no compartamos, cuestionemos y ridiculicemos la enorme estima que él se tiene. Se sabe acorralado por la realidad: su Gobierno se descompone. El deterioro avanza por momentos. El presidente debería serenarse y convocar elecciones muy pronto. Antes de que tengamos alguna desgracia seria e irreparable.

Ver artículo original:

El agente Zapatero y la tortura. -Hermann Tertsch/ABC-

Llegan terribles nuevas procedentes de Venezuela que nos afectan gravemente a los españoles. Ya no se puede mirar en España hacia otro lado como tantos han hecho tanto tiempo. Son noticias que dicen también mucho sobre lo que pasa en España donde gobierna hoy un hombre, Pedro Sánchez, cuyo principal apoyo político y parlamentario es una franquicia del régimen criminal comunista que ha destruido aquel país hasta unos límites inimaginables. Venezuela sufre sin cesar un dolor de espanto por miedo, violencia, hambre, tortura y privaciones sin fin. Un dolor que no se habría dado en estas dimensiones y con semejante brutalidad sin la implicación de asesores comunistas españoles durante la construcción de la dictadura y sin la increíble pero ya muy constatada implicación como estrecho colaborador de Maduro, el criminal que preside aquel régimen, de un expresidente del gobierno de España. Se trata del socialista Rodríguez Zapatero, cuya influencia en el gobierno de Sánchez también es muy grande. Zapatero es hoy asesor común de Maduro y de nuestro jefe de Gobierno. Y Sánchez está bajo la influencia combinada del asesor de Maduro y de Podemos que debe su existencia y obediencia a aquella dictadura. Ante estos datos, quizás debieran alarmarse un poco más los españoles.

La humillación como forma para destruir al individuo, quebrar a la persona, su voluntad, su autoestima, es tan vieja como el poder y la tiranía. En tiempos modernos todas las dictaduras lo han hecho, aunque los nazis y los comunistas, esos dos gemelos del diablo, son los más afamados especialistas. Los nazis en el poder no existen desde 1945, los comunistas sí y son como siempre maestros de humillación y tortura. El SEBIN, la policía política de la dictadura de Maduro, distribuyó hace tres días unas imágenes del diputado Juan Requesens, detenido en flagrante violación de su inmunidad parlamentaria. En ellas aparece en unos calzoncillos manchados por lo que parecen excrementos y con síntomas de haber sido drogado. Requesens fue detenido ilegalmente en la redada montada por el régimen tras el supuesto atentado contra Maduro el 4 de agosto. El partido de Requesens ha denunciado que, además de drogado, fue amenazado con la ejecución de su familia y la violación de su hermana.

Pues aquí, en lo más turbio y sórdido de las sentinas violentas de un régimen comunista criminal y narcotraficante aparece Zapatero. Porque un compañero de partido del torturado Requesens, Julio Borges, ha acusado al expresidente del Gobierno español de amenazarle con la cárcel si no se plegaba a la voluntad del dictador Maduro. Zapatero llegó hace más de dos años a Venezuela pretendiendo ser un mediador. Pronto la oposición le acusó de ser un agente más de la dictadura de Maduro, que por grandes cantidades de dinero nunca especificadas, defiende al régimen y maniobra para levantar sanciones internacionales a los criminales de la cúpula. Zapatero es el único líder europeo con la impudicia de defender a la narcodictadura. Su mediación se resume en el balance de Felipe González: Ha logrado «multiplicar por seis la cifra de presos políticos». Zapatero dijo el domingo que la acusación de Borges era «una burda calumnia». Pero no son las primeras de este tipo contra él. Hace tiempo presos políticos denunciaron visitas de Zapatero para hacer exigencias que favorecían a la dictadura. Convendría que en España se abra un debate sobre lo que Zapatero hace en Venezuela. Que el socialista Zapatero, considerado agente de un dictador comunista y narcotraficante que tortura a diputados de su parlamento, sea asesor de Sánchez e ídolo de su Gobierno, dice mucho de lo peligrosamente que vivimos los españoles últimamente.

Ver artículo original:

 

Abucheos al Rey Sol -Hermann Tertsch/ABC-

 

Ha sido en Sanlúcar de Barrameda. Allí han recibido Pedro Sánchez y su mujer, la eximia africanista Begoña Gómez, algunas de los abucheos más tremendos recibidos nunca por un jefe de Gobierno español. Hay decenas de vídeos. En unos les pitan con Angela Merkel, en otros los abuchean e insultan sin Merkel, en todas se repiten los ¡Fuera, fuera! ¡Elecciones, elecciones! además de epítetos irreproducibles. Entre los más inocentes resonaba con fuerza ese «sinvergüenzas» que se ha extendido por toda España como única forma de calificar la operación de asalto al Estado, a sus cargos, sueldos, recursos y prebendas, organizada en dos meses bajo Sánchez para sus amigos, su familia, sus compañeros de partido y sus socios. La portada de ayer de ABC lo reflejaba. En cuarenta años de democracia no se ha visto jamás semejante impudicia a la hora de relevar a responsables en muchos cientos de cargos públicos con el único criterio de colocar a personas afines al presidente. La obscenidad con que han irrumpido en la administración para echar a profesionales y sustituirlos, sin escrúpulos, por gentes absolutamente ajenas a la tarea que deberán asumir, no tiene precedentes.

Los abucheos y las pitadas han sido un inmenso bochorno y son reflejo del ánimo de los españoles más auténticos que los fantasmales sondeos de un CIS definitivamente prostituido y desprestigiado bajo la dirección de un cocinero aparachik socialista especialista en potajes tóxicos.

El problema de las imágenes de los abucheos a Sánchez está en que muchos españoles no las habrán visto. En las redes sociales han arrasado porque millones de usuarios las han difundido como pequeña reparación ante la ofensa permanente que es la prepotencia de quien nada ha ganado nunca y de todo quiere hoy disponer. De un jefe de Gobierno con 84 diputados y el único apoyo de los enemigos de la Constitución que se atreve a decir que «hay sintonía entre este Gobierno y el pueblo». O que «Ciudadanos y PP deberían dejar de hacer oposición al Estado», en este delirio de parafrasear al Rey Sol. Y ver oposición al Estado donde solo la hay a su persona, gobierno, partido y siniestros socios. Sánchez no es el Estado sino el cabecilla y el lacayo a un tiempo de todos los enemigos del mismo. Por legal que fuera su artimaña para hacerse con el poder, favorecida por la desidia y cobardía de su oponente.

El problema está en que RTVE no ha dado las imágenes de mayor interés habidas en España en estos días. Como no las han dado otras cadenas de un duopolio, ya monopolio publicitario e ideológico, que mantiene secuestrada toda la información televisiva en España. La televisión pública bajo la dirección de la supuestamente impecable Rosa María Mateo oculta los abucheos y tantas otras cosas. Hace unos meses se anunciaban mil catástrofes. Ahora hay guerra oficial al catastrofismo. Y se callan las nuevas llegadas de inmigrantes, pasado el momento de presumir de ellas. Hablan de corrupción del alcalde de León, pero no de la mujer del presidente, hazmerreír y escándalo supremo por el cargo inventado a su medida en el Instituto de Empresa. Ni se habla del hermano de Sánchez, un mediocre músico enchufado en una diputación. Los medios hablan de Franco y del máster de Pablo Casado, no de los másters de las ninfas milicianas del Gobierno ni de la tesis doctoral fantasmal del presidente. Habrá que ver si el bloqueo informativo y la mentira permanente de los medios que protegen a Sánchez no acaba engañando más al propio Sánchez que a una población que tarde o temprano acaba viendo el vídeo de Sanlúcar. Sánchez se mostró sorprendido por los abucheos. Los españoles no.

Ver artículo original:

 

La Reina de África. -Hermann Tertsch/ABC-

Ayer estalló la bomba del fichaje galáctico. No, no son los porteros Courtois y Kepa ni ninguna estrella del balompié. El fichaje más espectacular de este verano nos lo proporciona el Instituto de Empresa, la prestigiosa institución privada española. Como escuela de negocios en el más consumado ejemplo de lo que predica, un suculento negocio desde que se fundó en 1973. El IE compite con las mejores escuelas de negocios del mundo. Y acoge a estudiantes de todo el globo que quieran desarrollar sus estudios económicos o empresariales y tengan padres que se lo pueden permitir. Con profesorado acorde al prestigio. Ayer, el Instituto de Empresa, que dirige con gran acierto su fundador, Diego Alcázar, anunciaba que se incorpora a su equipo para dirigir un muy novedoso Centro de África, nada menos que Begoña Gómez. Preguntarán que quién es la célebre africanista. Si es una de esas académicas con gran obra publicada que se disputan las universidades por todo el mundo. Pues no. Begoña Gómez es esa señora rubia que bajaba ufana del Falcon de las Fuerzas Armadas para irse con su marido de parranda playera a un concierto de The Killers. Y su marido es quien desde hace tres meses y gracias a un siniestro pacto con todos los enemigos del Estado ocupa hoy la Jefatura del Gobierno.

La señora Gómez de Sánchez dirigirá el nuevo Centro África del IE cuyo objeto es «la promoción del emprendimiento, la innovación, el liderazgo ejecutivo y el desarrollo de proyectos de acción social en el continente africano». Farfolla y charlatanería, lo contrario del rigor en pensamiento y obra que predica el centro privado. Atención, privado el centro sí, pero con financiación pública para el solemnizado Centro África que dirigirá Begoña. Todo es justificación. Se entiende. Es difícil conferir dignidad al asunto. Porque además, su sueldo financiado con dinero público será «secreto por razones de confidencialidad». Todo lo secreto suele ser confidencial. Imaginen esto explicado así para los cónyuges de Rajoy, Aguirre o Casado.

Pero en España los actos son buenos o malos dependiendo de quien sean. Si no lo creen busquen la tesis doctoral del marido de la africanista. No debe tener mala conciencia el IE por contratar a la mujer del jefe de Gobierno con la intención de recibir, a cambio de un sueldo que jamás tendría esa señora en ningún sitio, un trato de favor del poder actual. Muchos compran preventivamente los favores. Y doña Bego tiene mimbres para ser Reina de África. Por un lado, su marido quiere africanizar España por la vía rápida de traerse a media población al convertir las fronteras españolas en un hazmerreír. Pero además, Begoña, «licenciada en Marketing por el ESIC, la universidad privada de los Padres Reparadores», es experta en captación de fondos para ONG’s muy implicadas en el tráfico de inmigrantes hacia Europa. Y todas tuteladas/financiadas por George Soros, el magnate especulador enemigo de los estados nacionales y de toda derecha nacional. Ese Soros con quien Sánchez tuvo un encuentro secreto nada más llegar a La Moncloa. Begoña trabajó con Oxfam Intermón, ONG conocida por su militancia de extrema izquierda y por haber sido repetidamente acusada de abusos sexuales, y también con Amnistía Internacional que ayer mismo culpaba a Europa de la muerte de los ilegales que se ahogan en el Mediterráneo. Cuando la culpa es de quienes, porque viven del tráfico, no disuaden e incitan a los africanos a echarse al mar. Así las cosas, todo cuadra. Salvo quizás para los alumnos. Y para quien piense en Urdangarín, en Mato y eso de los cohechos impropios y del papel del cónyuge. Menos mal que estos son de izquierdas y no pasa nada.

Ver artículo original: