Archivo de la etiqueta: LiberalEnfurruñada

Declarar la independencia tiene que volver a ser delito. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

En 1995 el PSOE de Felipe González rectificó el Código Penal para que declarar la independencia sin violencia no fuera delito. En 2005 el PSOE de Zapatero eliminó del Código Penal el delito de convocar referéndums ilegales. El Partido Popular ha tenido mayorías absolutas con Aznar desde el año 2000 hasta el 2004 y con Rajoy del 2011 al 2015. Supongamos que mañana mismo Torrent convoca un pleno urgente del Parlamento catalán cuyo único punto del orden del día sea declarar la independencia de la República de Cataluña, obedeciendo el mandato del referéndum ilegal del 1-O, dejado en suspenso por Puigdemont, decisión que imaginemos que es aprobada por la mayoría independentista. Inmediatamente el presidente títere Torra sale al balcón, quita todas las banderas, coloca sólo la estrellada y declara la independencia. Así, sin gastar ni un euro de fondos públicos y sin el menor atisbo de violencia ni tumulto ninguno.

Torrent y Torra se podrían ir esa noche a dormir tranquilamente a sus casas, después de celebrar su audacia con una buena cena en el mejor restaurante de Barcelona, porque nadie podrá acusarlos por el golpe de Estado que han dado, ni por rebelión, ni por sedición ni por malversación. Tan sólo se les podrá acusar quizá por prevaricación y desobediencia, si el Gobierno de España y los tribunales han estado veloces para impugnar la convocatoria del pleno y sus acuerdos, delitos que sólo conllevan penas de inhabilitación y multa, que en ningún caso serán efectivas hasta la firmeza de la condena. A lo mejor PP, PSOE y Cs conseguirían ponerse de nuevo de acuerdo para aplicar otra vez el artículo 155 de la CE y así destituirlos a los dos mientras se inicia el larguísimo proceso judicial que en ningún caso podría enviarlos a la cárcel.

No es ciencia ficción, es un anuncio de lo que va a pasar en Cataluña si el Gobierno del Partido Popular no está hábil y se pone de inmediato a reformar el Código Penal que se ha demostrado absolutamente inútil para atajar una declaración de independencia no violenta ni tumultuaria. Torra puede acabar en la cárcel si conduce su coche a una velocidad excesiva o con dos copas de más, pero no por dar un golpe de Estado. Ya hemos visto las dificultades que está teniendo el juez Llarena y lo controvertidas que están siendo sus decisiones, por culpa del Código Penal que le han dado nuestros nefastos políticos. Y eso que a Puigdemont y sus secuaces la cosa se les fue de las manos y se produjeron los tumultos violentos que harán que den con sus huesos en prisión. Pero ese error no lo cometerán dos veces, el Gobierno de España tiene que estar preparado.

Y no sirve la excusa de no tener mayoría suficiente. Igual que se consiguió el consenso del PSOE y C´s para la aplicación del artículo 155, Rajoy tiene ahora la responsabilidad de convencerles de que, cuando ocurra lo que sin la menor duda va a pasar, los votantes no vamos a perdonar a quienes sean responsables de que el nuevo golpe de Estado quede impune por haberse negado a realizar las reformas legales necesarias. Eso es ahora lo más urgente, aunque evidentemente no sería suficiente para revertir este proceso. Mientras no tengamos un gobierno valiente y con la mayoría suficiente para retirar las competencias en Educación y cerrar TV3, tan sólo podemos esperar a que el lento pero incesante proceso de empobrecimiento económico al que los golpistas están conduciendo a los catalanes haga que dejen de votar a los independentistas que están arruinando a todos los catalanes.

Ver artículo original:

Anuncios

Amaia y Alfred nos insultan por puro marketing. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Amaia Romero es una navarra de 19 años moldeada desde niña por Gestmusic para llegar a esta final del festival de Eurovisión. Con sólo 11 años la productora la hizo participar en su programa ‘Cántame una canción’ emitido en Telecinco. Y con 13 años la llevaron al ‘Número 1’ de Antena3, también producido por ellos. Y justo cuando Operación Triunfo volvió a TVE, tras 6 años sin emitirse, Amaia estaba lista para mostrarse ante el gran público como una joven con mucho talento, pero también con el carisma, la simpatía y la naturalidad ideal para el nuevo formato que la productora había diseñado esta edición de Operación Triunfo. Un programa totalmente enfocado a un público muy joven, casi adolescente, de la generación posmilenials que domina las redes sociales. Y ahí es donde Amaia le falla a Gestmusic, porque la joven no sabe desenvolverse en Twitter o Instagram.

Para darle un poco de morbo a las redes Gestmusic le fabricó a Amaia una almibarada historia de amor con otro de los finalistas de OT, Alfred García, un catalán de 21 años con bastante menos talento que Amaia, pero que sabe desenvolverse en las RRSS. Alfred es feminista, comprometido con los refugiados e independentista. “Yo no soy de himnos, yo soy más de cantar otras cosas”, dijo Alfred cuando le preguntaron por la versión que había hecho Marta Sánchez del himno de España, aunque todos lo habían visto cantar el himno de Cataluña en la casa de OT. Por Sant Jordi Alfred le regaló a Amaia el libro de Albert Pla ‘España de mierda’. Y para que todos lo viésemos lo grabaron en un vídeo que subieron a Internet. E insistiendo en ello, Amaia contó en una rueda de prensa que se llevaría ese libro como amuleto a Eurovisión, porque es “cuestión de opiniones”.

Quizá hasta entonces tú no conocías a la buena de Amaia, ni al reivindicativo Alfred, porque Gestmusic no nos tenía ni a ti ni a mí en su público objetivo para OT. Pero para conseguir con el festival de Eurovisión un share superior al 30%, como acostumbran, tenían que captar nuestra atención. Y no se les ha ocurrido mejor forma de hacerlo que insultándonos, que no digo yo que sea mala estrategia, porque les ha funcionado. Ahora a Amaia y a Alfred los conocemos todos. Esto no les servirá para ganar el concurso, pero esa tampoco es su intención. Si lo fuera no habrían elegido un tema tan edulcorado y cursi como el compuesto por Raúl Gómez, sobre todo cuando el año pasado ganó el portugués Salvador Sobral con un estilo similar, lo que según los expertos es señal de que el ganador de este año será de un estilo diferente.

Pero a Gestmusic sólo le interesa la audiencia. Casualmente los derechos de Operación Triunfo siguen siendo de sus fundadores, entre ellos Josep Maria Mainat, porque tras vender la compañía al grupo holandés Endemol se quedaron con estos royalties, que siguen cobrando. Mainat es otro conocido independentista que escribió hace unos meses un tuit en el que decía “me cago en el reino de España, en sus políticos, en su justicia y en su puto borbón” (sic). El casi medio millón de euros que cuesta llevar a la parejita a Eurovisión lo vamos a pagar entre todos, a través de RTVE. Pero los derechos de OT de éste y de los próximos años los seguirá cobrando Mainat. Seguro que a ti no te agrada la campaña de marketing que les han hecho a estos críos sin sustancia. No importa, Mainat debe de estar dando palmas con las orejas.

Ver artículo original:

La Manada podemita sigue violando a la víctima. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

La izquierda abusa impunemente de la víctima de ‘La Manada’. La usa como si fuera un objeto con el que satisfacer sus deseos y cuando ya haya quedado satisfecha la dejará tirada en el suelo, igual que hicieron las cinco malas bestias condenadas a nueve años de prisión por haberla violado en un portal de Pamplona. Porque en realidad la izquierda neofeminista utiliza a las pobres víctimas de violaciones para conseguir votos o subvenciones y para eso no sirven todas. Si abusa de ti un soldado o un guardia civil tendrás que aguantar estar durante meses en todas las portadas. Montarán manifestaciones en la puerta del juzgado hasta que tus violadores sean guillotinados en una plaza pública y no te dejarán llorar tu dolor.

Pero si quien abusa de ti es un inmigrante africano puedes apostar a que la izquierda neofeminista te ignorará. Se esfuerzan por ocultar los casos en los que los violadores son inmigrantes y mucho más si profesan la religión de aquel que, con 53 años, se casó con una niña de 6 ó 7 años con la que consumó el matrimonio cuando cumplió 9. Esa religión que condena a morir lapidadas a las mujeres que son violadas jamás será criticada por la izquierda neofeminista. Porque su enemigo es sólo el heteropatriarcado y el capitalismo, o sea, los que no les votarán jamás. Existen infinidad de ejemplos pero para mi uno de los más claros es el de una sentencia que acaba de emitir la Audiencia Provincial de Asturias por la que condena a 6 años de prisión a un hombre que violó a una niña de 18 años en Avilés.

En este caso la sentencia considera hechos probados que la víctima acudió voluntariamente al domicilio del condenado. Cuando la niña manifestó su deseo de irse, el violador la agarró por los brazos, le tiró del pelo y la penetró vaginalmente, mientras la niña protestaba y se resistía. Como en el caso de La Manada el tribunal entiende que el uso de la fuerza no fue suficiente para considerarlo agresión sexual y lo condena por abuso. Y también en este caso una de las tres magistradas del tribunal ha pedido la absolución al no dar credibilidad a la niña violada. ¿Sabéis por qué la izquierda neofeminista no ha montado un escandalazo con este caso tan similar al de La Manada? ¿Por qué no ha ocupado durante meses las portadas de la prensa progre? ¿Por qué las redes sociales no han ardido de indignación? Porque el violador es un inmigrante guineano y la violación ocurrió en un piso de acogida. Tan repugnante como real.

No es un caso aislado, lamentablemente la izquierda neofeminista siempre actúa igual. Cuatro argelinos violaron en grupo a una niña de 19 años hace unos días en Alicante. A finales de marzo, también en Alicante, diez argelinos fueron detenidos por violar a tres niñas de entre 14 y 17 años. A la más pequeña la retuvieron durante 24 horas mientras la violaban repetidamente todos ellos. En octubre cuatro marroquíes violaron en la calle a una turista danesa, en Gran Canaria. En septiembre seis menores marroquíes internos en un centro de acogida, violaron a dos niñas de 12 y 13 años en Cádiz. Habrá que poner un presuntamente delante de cada caso, pero la que no es presunta es la poca vergüenza de la izquierda neofeminista, que oculta todos estas violaciones que no les van a dar ni votos ni subvenciones y sólo usan a la pobre niña a la que primero violó La Manada sevillana y de la que hoy sigue abusando La Manada podemita.

Ver artículo original:

La indocument… Ada Colau y el almirante Cervera . -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

La Indocument… Ada Colau ha sacado el “Francomodín” para acabar la partida. El comodín de Franco, o facha, es esa carta que sacan los podemitas cuando se quedan sin argumentos para poner fin a cualquier discusión política. Si tú eres facha, ellos ganan. Si el almirante de la Armada española Pascual Cervera y Topete era facha se le puede quitar tranquilamente su nombre a la calle de la Barceloneta donde vivió Pepe Rubianes a quien se le ha otorgado el honor que no merece el almirante facha. Porque a eso han venido la indocumentAda Colau y todos los podemitas, a quitar nombres fachas de las calles y ponérselas a sus amigos, esos que se “cagan en la puta España”, con perdón.

Lo contó Pablo Iglesias en la presentación de un libro a finales de 2016. Dijo que fue criado junto a su madre por “dos mujeres obreras de Vallecas —su abuela y su tía abuela—, hijas de un paleto de Soria que tuvo que emigrar a Madrid para ser panadero”. “Mi tía abuela Ángeles sirvió en muchas casas fregando para otros, y ahora su nieto está en la tribuna del Parlamento cagándose en sus muertos, por decirlo pronto y bien”. No han llegado a las instituciones a hacer política, han venido a esto, a darle voz al resentimiento de una clase social a la que ellos no pertenecen, porque ellos son niñatos malcriados por papás burgueses.

Decir que el almirante Cervera era un facha es algo parecido a atribuir a Newton “la teoría de la relatividad” de Einstein, o asegurar que Ronald Reagan tuvo que dimitir a causa del Watergate, como han hecho Pablo Iglesias e Íñigo Errejón respectivamente. Es de una incultura descomunal. Porque el almirante Cervera falleció en 1909, diez años antes de que empezara el período de entreguerras en el que comenzó a surgir el fascismo. En 1909 Benito Musolini todavía era miembro del Partido Socialista Italiano, luego difícilmente podría ser fascista el almirante Cervera. Pero además de ignorancia también es una muestra de odio a España. Lo que sí fue Pascual Cervera es un héroe de la armada que defendió a España de EEUU en la guerra de Cuba, por lo que hasta Fidel Castro tiene palabras de elogio hacia su memoria.

Almirante de la armada española significa facha, porque lo dice Ada Colau. Y porque eso le viene bien para cambiar la placa de su calle y ponérsela a Pepe Rubianes, que ese sí que no fue facha. Rubianes era un pésimo actor gallego que consiguió ganarse la vida reconvirtiéndose en independentista catalán, un ejemplo para todos esos que llaman revolución de las sonrisas a su discurso de odio y acoso contra los que piensan diferente. En un programa de máxima audiencia en TV3 Pepe Rubianes dijo: “A mí la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás. Y que se metan a España ya en el puto culo, a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando en los campanarios. Que se vayan a cagar a la puta playa con la puta España. Que llevo desde que nací con la puta España.” A éste le han puesto la calle. Los jueces consideraron que esas palabras no eran delito de odio sino libertad de expresión y casi… arte. Yo soy tan respetuosa con la libertad de los demás para insultarme a mí, como espero que sean los demás con mi libertad para opinar sobre todos los malnacidos hijos de Satanás que han votado a esta gentuza que no son más que excrementos de gallina vieja. Iletr… Ada Colau.

Ver artículo original:

Chaves, Griñán y dinero para asar una vaca. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Tanto Chaves como Griñán son hijos de franquistas. Manuel Chaves es hijo de un coronel del ejército de Franco y de una dirigente de la Sección Femenina de Falange Española, estudió en colegios católicos privados hasta licenciarse en derecho. Se afilió al PSOE en 1968 y fue diputado en el Congreso desde 1977 hasta 1990, ministro con Felipe González de 1986 a 1990, presidente de la Junta de Andalucía desde 1990 hasta 2009, vicepresidente del Gobierno y ministro con Zapatero de 2009 a 2011, presidente del PSOE de 2000 hasta 2012 y diputado en el Congreso hasta 2015, cuando dimitió tras ser imputado por prevaricación en el caso de los EREs fraudulentos de la administración andaluza, por lo que podría ser condenado a 10 años de inhabilitación.

José Antonio Griñán es hijo de un conocido comandante de la Guardia de Franco destinado en El Pardo, y de una sobrina de un falangista presidente de la Diputación de Madrid. También estudió en colegios privados católicos hasta que se licenció en derecho. Se afilió al PSOE en los primeros años 80 y fue viceconsejero de la Junta de Andalucía de 1982 a 1986, consejero andaluz de 1990 a 1992, ministro con Felipe González de 1992 a 1996, diputado del Congreso de 1993 a 2004, de nuevo consejero de Economía andaluz de 2004 a 2009, presidente de la Junta de Andalucía desde 2009 hasta 2013, presidente del PSOE de 2012 a 2014 y senador de 2013 hasta 2015, cuando también dimitió tras ser imputado por prevaricación y malversación en el caso de los EREs. Podría ser condenado a 6 años de cárcel y 30 de inhabilitación.

Aunque los grandes medios de comunicación pasan de puntillas sobre este caso que ensucia al actual PSOE, el juicio de los EREs llega a uno de sus momentos cumbre con las declaraciones ante la Audiencia de Sevilla de los dos expresidentes de la Junta de Andalucía. Están acusados —junto a otros 20 ex altos cargos, entre los que destacan la exministra Magdalena Álvarez y Gaspar Zarrías— de diseñar un “procedimiento específico” con el que repartieron de forma arbitraria y opaca más de 741 millones de euros en ayudas sociolaborales entre 2001 y 2010, dejando por medio comisiones, desvíos y hasta juergas con cocaína más que suficientes para “asar una vaca”, como presumía la madre de uno de los mediadores entre la Junta, las empresas beneficiarias de las ayudas y la aseguradora. Y de todas estas irregularidades la Intervención General de la Junta avisó hasta en tres ocasiones a unos imputados que ahora quieren hacer creer que ellos no sabían nada.

Chaves y Griñán no están acusados de haberse lucrado personalmente ni se les han descubierto patrimonios ocultos. Tampoco de haber financiado ilegalmente al PSOE. Están acusados por haber manejado los fondos de la Junta de Andalucía como si de su cortijo se tratase, como aquellos señoritos amigos de sus padres que a principios del siglo pasado compraban el voto de los jornaleros a cambio de una golosina. Quizá ninguno de estos dos hijos del franquismo más rancio tenga una cuenta oculta en Suiza, pero el daño que habrían hecho a los andaluces es mucho mayor que si sólo hubieran hecho eso. Porque el dinero “para asar una vaca” que presuntamente malversaron tenía que haberse usado para generar empleo y riqueza en Andalucía, y no para dotar un “fondo de reptiles” con el que comprar votos, agradecer favores, silenciar a los críticos y asegurar lealtades a un régimen clientelar del que los andaluces no son capaces de deshacerse aunque los excrementos les lleguen hasta las cejas.

Ver artículo original:

Si los golpistas se libran de la cárcel será gracias al PSOE. -Liberal Enfurruñada/OKDiario-

En 1995 el PSOE, IU y los independentistas vascos y catalanes, suprimieron del Código Penal un artículo que castigaba con prisión cualquier declaración de independencia. Era el artículo 214 y decía que “son reos de rebelión los que se alzaren públicamente para… declarar la independencia de una parte del territorio nacional”, sin ninguna mención al uso de violencia. El Código Penal reformado por el PSOE, exige, en su artículo 472, para que exista rebelión, que dicha declaración de independencia debe ser violenta. En su auto de procesamiento el juez Llarena imputa este delito de rebelión a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Antonio Comín, Josep Rull, Dolors Bassa, Clara Ponsatí, Joaquim Forn, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Carme Forcadell y Marta Rovira, además de imputar por malversación a los nueve primeros y por desobediencia a otros 12 imputados, entre ellos la fugada Anna Gabriel.

El delito de desobediencia tan sólo está penado con multa e inhabilitación para cargo público y el de malversación con un máximo de ocho años de cárcel. Así pues la clave para que los golpistas puedan ser condenados por rebelión a penas que conllevan condena de hasta 25 años de prisión se encuentra en que el juez demuestre que su alzamiento ha sido violento. Y aquí es donde comienzan las discrepancias entre juristas. Los términos violencia, violenta/o y violentamente aparecen 35 veces en un auto de apenas 70 páginas, lo que nos da una idea de la importancia que el juez otorga a su acreditación. Pero no todos coinciden en que lo haya conseguido porque la jurisprudencia del Tribunal Supremo, para apreciar que alguien ha actuado con violencia, exige que se haya “usado la fuerza física para producir un daño de intensidad suficiente para doblegar la voluntad de aquel contra quien se dirige”. O sea, que no cualquier uso de la violencia significaría un alzamiento violento, sino tan sólo cuando esta violencia fuera tal que sin ella no se conseguirían los objetivos de los alzados, opinan algunos.

Los hechos violentos en los que se centra el magistrado son los que ocurrieron los días 20 de septiembre, cuando convocaron a la población ante la sede de la Consejería de Economía, y 1 de octubre, cuando instigaron a los ciudadanos a obstaculizar que las fuerzas policiales cumplieran su cometido de impedir el referéndum. Y detalla una reunión ocurrida en medio de ambas fechas, el 28 de septiembre, en la que los máximos responsables de los Mozos se reunieron con el presidente de la Generalidad, su vicepresidente y el Consejero de Interior, para informarles de que “la gran cantidad de colectivos movilizados en aquellas fechas… hacían prever… una escalada de la violencia, con brotes importantes de enfrentamiento… Pese a ello, la decisión de los miembros del Gobierno fue que la votación había de celebrarse”.

El magistrado entiende que existe delito de rebelión porque ya hubo violencia el 20 de septiembre, el 28 de septiembre los jefes de los Mozos advirtieron de que el 1 de octubre habría enfrentamientos violentos y pese a todo ello, el Gobierno catalán celebró un referéndum ilegal que no se habría llevado a cabo sin el uso de dicha resistencia violenta, de lo que hace responsables a todos los imputados por rebelión. Ciertamente todos vimos que se produjeron tumultos violentos. La clave está en si, como exige la jurisprudencia del Tribunal Supremo, dicha violencia tuvo una intensidad decisiva o sólo fueron altercados de incontrolados entre una multitud mayoritariamente pacífica, y aquí caben interpretaciones. Lo que está claro es que si finalmente los golpistas se libran de la cárcel deberemos agradecérselo al PSOE.

 

Ver artículo original: