Archivo de la etiqueta: Mossos

La verdad de vacaciones. -Hermann Tertsch/ABC-

La_verdad_de_vacaciones.jpg

Ver twitt original:

Anuncios

Delincuencia organizada. -OKDiario-

 El trabajo desleal de los Mossos de Josep Lluís Trapero fue propio de la delincuencia organizada. Con tal de dañar y perjudicar los intereses de España, que es lo mismo que dañar y perjudicar los intereses de Cataluña, incluso llegaron a trazar un plan para eliminar la investigación sobre los autores de los atentados en la revista satírica Charlie-Hebdo. Todo por la obsesión de que dichas investigaciones no cayeran en las manos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado una vez que se aplicó el artículo 155 de la Constitución. Donde debería haber colaboración, sólo había ignominia, ya que eliminar ese tipo de informes es una deslealtad además de una grave negligencia. 

Estamos hablando de “información relevante” sobre comandos del Estado Islámico, una de las amenazas más peligrosas e incontrolables a las que se enfrenta el mundo libre en estos momentos. Para prueba, los atentados de Barcelona y Cambrils donde la actuación de los Mossos —pagados con dinero público— dejó mucho que desear a pesar de que ya contaban en su poder con estos documentos que a la postre intentaron destruir en las incineradoras. Información que detalla los planes de los yihadistas, contactos y seguimientos… Una compilación esencial para la seguridad de todos los ciudadanos que, sin embargo, permanecen intactos de puro milagro. 

Inevitablemente, esto pone de relieve otra vez la figura de su exlíder, Josep Lluís Trapero. Un hombre que tenía contacto directo con la cúpula del golpe de Estado y cuyo poder sobre los Mossos era incuestionable. A pesar de todo lo publicado en exclusiva por este periódico, sigue en libertad sin ni siquiera haber pagado una fianza. Además de la gravísima negligencia que supone intentar destruir documentos vinculados con el terrorismo yihadista, los hombres de Trapero hicieron del espionaje a políticos constitucionalistas una de sus actividades más asiduas. Por no hablar, además, de la activa y vergonzosa inacción durante el asedio a las instituciones del Estado y a lo largo del referéndum ilegal del 1 de octubre. Aún quedan muchas cosas por explicar. Trapero debe volver a los tribunales.

Ver artículo original:

 

Un ególatra en su círculo vicioso -Salvador Sostres/ABC-

La imagen idílica de Josep LLuís Trapero como líder natural de los Mossos d’Esquadra no puede distar más de realidad. La mayoría de sus subordinados le teme más que le quiere y le consideran arrogante, autoritario, incapaz de reconocer los propios errores e implacable a la hora de atribuirse los méritos ajenos. Por su humilde extracción social -no deja de ser visto como un «charnego» de Santa Coloma- la cúpula de la policía de la Generalitat vivió su nombramiento con contrariedad y despecho.

Por haber dedicado muy buena parte de su trayectoria a la investigación y especialmente a la investigación criminal sin haber destapado ninguno de los muchos casos de corrupción de Convergència ni de sus socios de Unió, algunos consideran que su nombramiento como comisario jefe, que contra todo pronóstico decidió el último consejero de Unió que ha tenido la Generalitat, Ramon Espadaler, en 2013, antes de que Mas despreciara a Duran para ponerse en manos de Junqueras y de la CUP, podría tratarse de un pago a estos servicios prestados.

Contribuye a esta sensación que quien intensamente presionó a Espadaler para lograr el ascenso inesperado de Trapero (que no aparecía en ninguna quiniela para el cargo) fue el entonces director general de los Mossos, Manel Prat, militante de joven en las juventudes de Convergència (JNC) y que en los años previos (2005-2011) a ocupar su cargo de confianza política en la policía de la Generalitat, fue el responsable y representante legal de la fundación de Jordi Pujol.

«No quiero deber nada»

El Major de los Mossos es ambicioso, serio, poco generoso, confía en muy poca gente y muy poca gente confía en él. Desde hace muchos años su lema es que «no quiero tener amigos porque algún día llegaré a jefe de los Mossos y no quiero deber nada» y es verdad que amigos no tiene demasiados, hasta el punto de que no ha tenido el apoyo de los sindicatos de la cúpula de los Mossos (Sicme y Copcat) ni en sus últimas disputas con la Prensa ni en la crisis de credibilidad que ha sufrido al negar que hubiera recibido un aviso de atentado de los Estados Unidos, cuando se ha demostrado que efectivamente lo recibió.

Trapero tiene enemigos fuera del cuerpo por su vinculación con el independentismo pero tiene muchos más dentro del cuerpo de su policía, de donde es probable que «El Periódico» obtuviera el documento de la Inteligencia americana que prueba que él, el consejero de Interior y el presidente de la Generalitat abiertamente faltaron a la verdad, es decir: mintieron.

Su afán de protagonismo en las ruedas de prensa, en las que siempre ha hablado mucho más que el consejero Forn, son vistas por sus compañeros y subordinados como un exhibicionismo innecesario. Por cierto que llama la atención la clamorosa desaparición del director general de los Mossos, Pere Solde, que no ha comparecido desde los atentados. Recientemente nombrado, a dedo, por su militancia independentista, su ausencia mediática es un misterio para los Mossos. Pero lo que sobre todo molesta es que tal como Jordi Pujol convertía las críticas a su persona y a su partido en ataques a Cataluña y a los catalanes, Trapero convierte en ataques a los Mossos en general lo que son preguntas e investigaciones legítimas sobre la actuación de la cúpula policial y política de los Mossos sobre todo en materia de prevención.

Los Mossos consideran que los verdaderos héroes del 17 de agosto fueron los agentes que se jugaron la vida para detener y abatir a los islamistas implicados en los ataques terroristas. Muchos de ellos estaban de vacaciones y regresaron sin esperar a que se les requiriera, para trabajar sin descanso hasta que el último yihadista cayó. Que de todo este esfuerzo y riesgo hayan quedado las camisetas con la cara de Trapero por una disputa lingüística con un periodista holandés no es motivo de ninguna alegría para unos agentes que una vez más ven como su jefe se atribuye y se beneficia de sus méritos. La egolatría de Trapero roza a veces lo ridículo y entre la fantasmada y la impostura pretende que fue formado en el FBI cuando todo lo que hizo es asistir a un seminario de este cuerpo, para policías latinos, sobre recursos humanos.

Su autobombo y autoindulgencia contrastan claramente con la dureza con que riñe a sus agentes si no está satisfecho con ellos. «Sois unos indigentes intelectuales», llegó a decirles no hace demasiado tiempo.

A propósito de indigencias, a los agentes no les ha pasado por alto que las filtraciones a la Prensa de la cúpula de los Mossos tienen que ver con la afinidad que Trapero ha mantenido con una periodista concreta, que al cambiar de periódico, cambió también el periódico donde las principales noticias relacionadas con el cuerpo -de policía- aparecían.

En casa de Rahola

Las imágenes en casa de Pilar Rahola, compadreando con el presidente Puigdemont entre esteladas y gintónics, acabaron de retratar a quien siempre ha sido un «salta-taulells» con más afán de notoriedad que conciencia de de sus limitaciones. El protagonismo que en los últimos días ha adquirido, mezclado con la desesperación de lo que queda de Convergència, ha llevado a algunos dirigentes del partido a considerarle como posible candidato del partido a la alcaldía de Barcelona.

Algunos Mossos consultados dicen se equivocaría si aceptara «pero como se cree que es Dios, vete a saber qué hace». De presentarse, se cerraría el círculo desde que el gerente de la fundación Jordi Pujol presionó hasta lo indecible para que le nombraran comisario jefe.

Origen: Un ególatra en su círculo vicioso

Carta abierta al miserable de Carles Puigdemont .-Enrique de Diego/Ramblalibre- #Barcelona –

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha calificado de “miserables” a los “que quieran dudar del compromiso de la policía catalana y las instituciones catalanas” en la lucha contra el terrorismo. Nosotros, en Rambla Libre, no dudamos sino que lo hemos afirmado calificando, desde la racionalidad, la masacre de Las Ramblas de “desastre policial y político“.

También, usted, miserable entre los miserables, ha criticado que se “mezclan cosas que no correspondan”. Nosotros, en Rambla Libre, lo hemos hecho: “el referéndum ha muerto”. Nos damos, pues, por aludidos y no he leído en ningún otro medio de comunicación nada parecido. Se lo repito, grábeselo bien, porque es una obviedad: el referéndum ha muerto.

Mire, usted, que es un hijo de la corrupción ascendido por la caída del recaudador del 3%, Artur Mas, es un perfecto inútil y un mequetrefe que ha llevado a Cataluña al desastre y a la masacre de Las Ramblas. Usted es un fracaso sin paliativos, al frente de una Cataluña fragmentada y desvertebrada.

atropellomuertos-1024x375

Muertos y heridos en el atropello. /Foto: lavanguardia.com.

Un chapuzas que no ha dado ninguna prioridad a la lucha contra el terrorismo

Usted es un chapuzas que no ha dedicado prioridad alguna al terrorismo. Es de vergüenza ajena que Las Ramblas -junto a esa proislamista Ada Colau, tan incompetente como usted o más- no estuviera protegida con unos simples bolardos, como le recomendó a usted el Ministerio del Interior, que por español usted no le hace ni caso.

Usted no ha dedicado a los mossos a luchar contra el terrorismo sino a prepararse a su bufonada de referéndum. Sus mossos, que deambulan por Cataluña sin enterarse de nada, se han dedicado a investigar e interrogar a posibles filtradores al Cuerpo Nacional de Policía y no a investigar a salafistas, que en Cataluña son decenas de millares, una de cada tres mezquitas. ¡Pero si en Cataluña se preparó el 11S!

Una policía política al servicio de políticos corruptos

Usted ha hecho cambios recientes en la cúpula de los desnortados mossos. ¿Acaso para investigar y desmantelar células de terrorismo islámico? Para nada. Usted ha buscado a los más sectarios y los más lacayos para desobedecer la legalidad y para que digan que se acogen “a la carta de la Unión Europea”.

La Administración de la masacre ha sido penosa. Sus subordinados dieron el balance de ¡un muerto! cuando ya estaba la cifra exacta de 13, que usted rebajó a 12 en su patética comparecencia.

Ha habido un menor que, sin bolardos que lo impidieran, ha recorrido seiscientos metros haciendo eses sembrando la muerte y se ha bajado del coche y se ha ido, al parecer a Cambrils, lo que indica que en toda Las Ramblas no había ¡ni un solo mosso! Ni la más mínima protección policial.

El día anterior a los terroristas en Alcanar les explotaron los explosivos que preparaban y ustedes pensaron que fue un accidente relacionado con la droga. Usted podía haber evitado esta masacre pero usted es un inútil que se dedica a buscar urnas para una comedia bufa en una sociedad con gravísimos problemas internos, que precisa buscar la unidad y no hundirse en la inmensa frivolidad de su absoluta mediocridad buscando pasar a la historia, vanidoso de cuarta.

niñomuerto-201x300

Una madre y su hijo, muertos por el islamismo y el buenismo en Las Ramblas.

Los asesinos no han venido de Siria, sino de Ripoll

Usted y su partido han islamizado Cataluña con acuerdos preferenciales con Marruecos para favorecer que llegaran musulmanes a los que enseñar catalán. Y Mousa Oukabir habla perfectamente catalán y para usted es un “nou catalán” pero si le diera el poder absoluto del mundo su primera medida hubiera sido “matar a los infieles y dejar solo a los musulmanes que sigan la religión”. Y ningún mosso cayó en la cuenta de que eso es una salvajada, un delito y que debía ser detenido y comparecer ante esa Justicia que usted, mindundi, se salta a la torera, deterioro los últimos anclajes de la sociedad en la civilización.

Usted es una vergüenza nacional e internacional. Usted es un miserable. Usted encarna todo el fracaso existencial del separatismo existencial, porque no ha sido un lobo solitario ni una hiena, han sido, por lo menos, una docena, coordinados, y usted y sus servicios policiales no se han enterado de nada porque se dedican a buscar colaboradores del Cuerpo Nacional de Policía.

Y no han venido de Siria sino de Ripoll, con ayudas sociales para alquilar furgonetas, materia sobre la que no hay ningún control. Y han venido de sus escuelas sectarias y adoctrinadoras, de su tolerancia ciega con los intolerantes y de su intolerancia rampante contra los españoles.

Un fracaso sistémico, una falta completa de integración

La terrible masacre conlleva un fracaso sistémico. Cataluña no tiene un problema de independencia, que usted y los suyos se inventan para esconder sus lacras purulentas; Cataluña tiene un problema de islamización, financiada y subvencionada. Todos los asesinos abatidos y los fugados -porque tras seiscientos metros de masacre el genocida se ha bajado tan tranquilo y por ahí anda- son jóvenes “nous catalans” que no se han integrado, que no creen ni en la Cataluña española ni en la Cataluña independiente que usted trama, sino que su ensoñación es un baño de sangre integrista, asesinando a todos los del PSOE, los del PP, los de la CUP, los de Esquerra y de la exConvergencia del 3% y la famiglia Pujol.

Sus aliados de la CUP, miserable Puigdemont, se han dedicado a desarrollar una campaña de “turismofobia” que sus mossos no han sido capaces de parar, porque es una mierda de policía política, bien pagada y lacaya, sin principios de honor y moral, al servicio de unos políticos corruptos y alucinados. Y de esa campaña, la culminación es la masacre de Las Ramblas.

Usted, miserable, ha dicho hoy que el atentado no ha sido “contra el turismo” sino “contra un estilo de vida”. ¿De qué va usted? Ese “estilo de vida” contempla, muy especialmente, el turismo.

Usted, en esas mentiras que usted se cree, ha dicho que Cataluña ha sido y es una sociedad de paz. Usted tiene sobre su inutilidad quince cadáveres, muchos de ellos niños, a los que usted no ha protegido, porque usted se ha dedicado a sus chorradas con las que quiere pasar a la Historia.

Usted va a pasar…al sumidero de la Historia por incapaz y miserable.

Ver artículo original: