Archivo de la etiqueta: OK Diario

Doctor Cum Fraude… porque le dejan. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Es imposible pensar que en algún país civilizado se demuestre que el presidente del Gobierno ha hecho con su tesis doctoral la mitad de lo que sabemos que hizo Pedro Sánchez y no presente inmediatamente su dimisión. Sin excusas, sin dilaciones, de forma inmediata, avergonzado y pidiendo perdón, se marcharía en el instante en que se publicara la primera noticia por alguno de estos tres motivos. En primer lugar por decencia, honestidad y dignidad; cualidades que deberíamos exigir a cualquiera que ocupe tan alto puesto. Pero si no fuera por eso, se marcharía obligado por su partido, temeroso de las consecuencias que causaría a la organización un presidente tan temerario como para no dimitir por decisión propia. Y en tercer lugar, si no se diera ninguna de las circunstancias anteriores, tendría que marcharse obligado por sus votantes y militantes, que en ninguna democracia occidental consentirían un fraude como el de Pedro Sánchez.

El problema es que los votantes de la izquierda española no son homologables a los de ningún otro país civilizado. En España existe una doble vara de medir según la cual a la izquierda se le consiente absolutamente todo mientras que el centroderecha debe hacerse perdonar continuamente su existencia. La diferencia está en los votantes, no en los líderes políticos y fundamentalmente está causada por su ignorancia. El español de izquierdas no siente vergüenza de su pasado porque se cree heredero de los santos de la Segunda República, mientras que el de centro derecha se la coge con papel de fumar, creyéndose hijo de un franquismo del que se avergüenza. Así, Pedro Sánchez puede prometer en el Congreso de los Diputados que la moción de censura que está defendiendo es exclusivamente para convocar elecciones generales y cuando consigue ser investido asegurar con todo su descaro que piensa agotar la legislatura, sabiendo que sus votantes le perdonarán todas sus mentiras, todos sus plagios, todos sus enchufes y todos sus fines de semana de juerga en el Falcon oficial.

Y a los podemitas les ocurre tres cuartos de lo mismo. Pablo Iglesias y la madre de sus hijos pueden comprarse tranquilamente un casoplón de lujo, pese a haber prometido que vivirían en su pisito de Vallecas. A Echenique no se le cayó la cara de vergüenza cuando se descubrió que defraudaba a la Seguridad Social y mantenía en condiciones de semiesclavitud a su asistente. A Monedero lo pillamos intentando defraudar a Hacienda usando una empresa pantalla y sigue dando lecciones. Errejón fue sancionado por la Universidad de Málaga a la que estafaba con su beca black y tan tranquilo. De Espinar supimos que especuló con su VPO y ahora pontifica sobre el derecho a una vivienda digna. Podríamos escribir una enciclopedia con la lista de fraudes que los podemitas les perdonan a sus líderes, pero no hacen falta más ejemplos porque los conocéis todos.

Esta doble vara de medir, así como la pretendida superioridad moral de la izquierda, no es más que ignorancia de su verdadera historia. Los colegios, los cines y los medios de comunicación españoles llevan décadas contando una tergiversada historia de España en la que no se estudian los crímenes de la izquierda que nos llevaron a la Guerra Civil. No se saben los desmanes cometidos por los comunistas que usurparon la Segunda República ni las barbaridades que cometieron durante la guerra. Hasta que en España no se estudie la verdad de nuestra historia, sin tergiversaciones partidistas ni falsos héroes, hasta que todos sepan lo que ocurrió de verdad y las vergüenzas se repartan a todos por igual, la izquierda española seguirá tragando sapos y culebras.

Ver artículo original:

Anuncios

A Sánchez hay que aplicarle un 155 popular. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Sobran razones para hacer que se marche de una vez este presidente ‘okupa’ y mentiroso que llegó al Gobierno prometiendo que inmediatamente convocaría elecciones para enseguida asegurar que piensa agotar la legislatura. Un presidente del Gobierno que perdió las elecciones generales y que sólo tiene 85 diputados, 52 menos que el PP, 5 menos que el anterior peor resultado histórico del PSOE que también había conseguido él. El Gobierno más débil de la historia de la ya no tan reciente democracia española y el más carente de principios y sobrado de intereses personales. Igual que Hugo Chávez se inventó el socialismo del siglo XXI, Sánchez ha reinventado el Frente Popular. El primer Frente Popular, el que condujo a España a la Guerra Civil tras el pucherazo de las elecciones de febrero del 36, estaba formado por el PSOE unido a los comunistas y los independentistas vascos y catalanes, los mismos que ahora han llevado a Sánchez al poder.

Igual que ahora, aquella coalición electoral estaba integrada por varias minorías de intereses contrapuestos que ni formaron grupo parlamentario ni entraron a formar parte del Gobierno. Lo primero que hicieron entonces fue amnistiar a los condenados por el golpe de Estado que dio el PSOE contra la II República en octubre de 1934, así como a los condenados por declarar la independencia en Cataluña, a los que repusieron al frente del autogobierno catalán, autonomía que había sido suspendida por la II República. Lo primero que hizo Sánchez fue trasladar a los presos golpistas a cárceles controladas por la Generalidad. Y lo último que acaba de decir es que acepta realizar el referéndum que le exige el racista Quim Torra, la marioneta del cobarde Puigdemont. En sus primeros 100 días no ha parado de hablar de la momia de Franco mientras nos amenaza con una Comisión de la Verdad inspirada en la censura franquista.

A los pocos días de ser investido, atendiendo a las instrucciones que le había dado George Soros, ese gurú de la especulación financiera que se embarca en todos los tejemanejes que perjudiquen a las democracias occidentales, montó el pollo del Aquarius, provocando que ahora los inmigrantes ilegales se piensen que pueden asaltar nuestras fronteras igual que Sánchez tomó al asalto La Moncloa. Rectificando una decisión tras otra e incumpliendo todas sus promesas, Sánchez se ha centrado en enchufar a amigos y familiares y en convertir la radiotelevisión pública en TelePodemos. Y ahora está en cargarse el Senado para que no le puedan vetar las brutales subidas de impuestos con las que nos pretende masacrar, mientas acerca a los etarras presos no arrepentidos a la casa de sus papás.

100 días en los que ha hecho lo que le ha dado la gana sin oposición, con el PP enfangado en sus primarias y C’s más perdido que Pablo Iglesias en una peluquería, quitando lazos amarillos mientras Sánchez devuelve favores a los que le consiguieron su pensión vitalicia y el puestazo para Begoña, la del curriculum ‘fake’. Esta oposición que tenemos parece más interesada en que se agote la legislatura que el propio Sánchez, unos porque necesitan tiempo para intentar que se olviden sus escándalos de corrupción y los otros para que no nos acordemos de que firmaron con Sánchez un pacto de investidura. Vamos a tener que organizamos solos para salir en masa a la calle exigiendo unas elecciones en las que meterle al ‘okupa’ una patada en el culo que lo sitúe en la órbita de Saturno. O le aplicamos a Sánchez un 155 popular o al Presidente por Accidente no nos lo quitamos de encima ni con aceite hirviendo.

Ver artículo original:

Los lazis hacen cosas de lazis. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Cuando las tropas aliadas vencieron a Alemania en la II Guerra Mundial y sus ejércitos fueron descubriendo los campos de concentración no había civiles alemanes que se declarasen nazis, todos negaban saber lo que ocurría en esos campos de exterminio, así que los aliados los pusieron a enterrar judíos para que se enterasen de lo que habían consentido. Pero claro, desde la primera deportación en masa de 1938 hasta el suicidio de Hitler en abril de 1945 habían pasado muchas cosas. Ni siquiera la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, la de los Cristales Rotos, llegó de repente. Aunque el antisemitismo y los pogromos son muy anteriores al nazismo, Hitler publicó ‘Mein Kampf’ en 1925, seis años después del Tratado de Versalles que puso fin a la I Guerra Mundial, humillación que sirvió de excusa a los nazis para generar odio hacia los judíos, a quienes culpaban de la derrota alemana. Más de 20 años de nazismo en los que cada vez se llegaba un poco más allá y muchos civiles alemanes consentían.

Horrorizados por las consecuencias de la I Guerra Mundial, fueron muchos los políticos europeos que se esforzaban en mantener la paz con la Alemania del Tercer Reich. La cabeza visible de esta política de apaciguamiento que permitió a Hitler llegar hasta donde llegó fue el primer ministro del Reino Unido, Neville Chamberlain a quien Winston Churchill dirigió esta conocida sentencia: «Tuvo usted para elegir entre la humillación y la guerra, eligió la humillación y nos llevará a la guerra». Aceptar las agresiones de un matón para evitar una confrontación que puede ser desagradable, intentando apaciguarlo, no suele dar buen resultado. Ese atacante se crece, sus embestidas aumentan conforme comprueba que son impunes y se incrementan sus simpatizantes cuando se dan cuenta de que la violencia es útil para conseguir sus objetivos.

Este sábado, en Barcelona, una mala bestia lazi le ha roto la nariz de un puñetazo a una señora que, con sus hijos, quitaba lazos amarillos de los espacios públicos. No ha sido la primera ni será la última agresión lazi. El lazo amarillo representa hoy en Cataluña lo mismo que la esvástica representó en Alemania durante los años 20, nacionalismo xenófobo, racista y violento. Ese que hace que el alcalde de l’Ametlla de Mar llame “bicho” a Arcadi Espada por pintar de rojo un lazo amarillo colocado en una rotonda del pueblo. O el que provoca que Torra escriba cosas como que los no independentistas somos “carroñeros, víboras, hienas, bestias con forma humana que sorben odio”. Igual que los nazis llamaban ratas a los judíos los lazis deshumanizan a los que opinan diferente y todos sabemos adónde lleva ese camino porque las agresiones ya han empezado.

No se puede dejar crecer a la bestia, la violencia, el racismo y la xenofobia lazis deben ser cortados de raíz porque el apaciguamiento tendría unas consecuencias fácilmente predecibles. Los partidos políticos constitucionalistas deben ponerse al frente de ese movimiento ciudadano de resistencia contra el lazismo que intenta limpiar los espacios públicos de lazos amarillos. Ya que los Mozos de Escuadra no lo hacen, hay que proteger físicamente a estos héroes de la resistencia y denunciar ante la justicia a sus agresores y a los Mozos que no les defienden, para que sobre ellos caiga todo el peso de la ley. Se deben organizar excursiones con brigadas de limpieza que desde otras comunidades se desplacen allí para ayudarles y demostrarles que no están solos. Toda España debe tomarse en serio el lazismo antes de que sea demasiado tarde, como pasó con el nazismo.

Ve artículo original:

Los algoritmos que fallan en Twitter. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Donald Trump acaba de denunciar que Twitter suspende cuentas injustamente y el CEO de la compañía, Jack Dorsey, ha declarado que su red social se ha convertido en un lugar hostil donde el diálogo entre usuarios se ve ensombrecido entre noticias falsas, discursos de odio y acoso.

Los expertos siempre han dudado de la capacidad de la empresa para rentabilizar su número de usuarios, porque en Twitter se dialoga poco y se insulta mucho y las empresas no quieren anunciarse en una red que más parece un bar de borrachos. Esto es así en parte porque una de las características que distingue a Twitter de otras redes sociales es la existencia de usuarios anónimos que usamos un seudónimo, como Liberal Enfurruñada, que se permiten para que las opiniones disidentes se expresen libremente, sin miedo a represalias.

Pero una consecuencia del anonimato es que favorece la impunidad de los comportamientos abusivos. Lógicamente Twitter intenta evitarlo, pero no puede tener un ejército de empleados leyendo los tuits de sus más de 335 millones de usuarios activos, por lo que esta tarea la desarrollan algoritmos informáticos aún no suficientemente eficaces, lo que ha permitido la aparición de grupos organizados que usan estos deficientes algoritmos para manipularlos tramposamente.

Uno de los primeros de España en utilizar en beneficio propio este sistema de reportes fue el podemita converso al Islam Ibrahim Miguel Angel Pérez. Un funcionario de la Generalidad, experto en gestión de subvenciones, que fundó la asociación Musulmanes Contra la Islamofobia para “visibilizar la violencia racista“.

En el entorno de su perfil de Twitter surgieron una gran cantidad de cuentas anónimas, trolls que se dedicaban a provocar a otros usuarios con el objetivo de obtener de ellos respuestas airadas que posteriormente reportaban masivamente por islamofobia, consiguiendo así la suspensión de la cuenta del reportado.

Cuantas más cuentas conseguían que Twitter suspendiera con sus provocaciones, más visible se hacía el falso problema de la islamofobia y más subvenciones pedía el converso, quien muchos sospechamos que estaba detrás de estas cuentas trolls. Y relacionado con ese primer grupo surgió posteriormente otro en el entorno de Rubén Sánchez, vicepresidente y portavoz de la asociación de consumidores FACUA.

Este otro podemita sevillano, muy activo en Twitter, ha sido descubierto usando bots para falsear la difusión de sus tuits y no somos pocos los que pensamos que mantiene varias cuentas anónimas desde las que se promociona. En su entorno ha surgido un segundo grupo de trolls que se dedican a usar los fallos de los algoritmos de Twitter para conseguir que se suspendan injustamente cuentas de aquellos que opinan distinto a él, o que se atreven a criticar a Rubén.

Usan un formulario que Twitter tiene disponible a través de una página web, haciéndose pasar por algún amigo de aquel que quieren que sea suspendido, para reportar por acoso todos los tuits en los que el denunciado haya contestado a su amigo. Como el algoritmo de Twitter es tan malo cualquier palabra que pueda tener un doble sentido la interpretará incorrectamente y el denunciado se verá sancionado injustamente.

Lo sé porque me lo hicieron a mí. En un lado de la balanza se encuentra la libertad de expresión, que resulta perjudicada cuando un usuario es suspendido injustamente. Y en el otro lado está el derecho a poder conversar sanamente sin ser acosados. Es evidente que con sus algoritmos actuales Twitter no puede garantizar que las denuncias sean estudiadas correctamente y teniendo que elegir entre que me insulten y me acosen o que me cierren la cuenta por una denuncia falsa, yo prefiero que Twitter suspenda estos procesos de reportes, que ya me ocuparé yo de defenderme de Rubén Sánchez y sus “amigos”.

Ver artículo original:

Pero, ¿qué es lo que vende Begoña Gómez? -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

El currículum de la esposa de Pedro Sánchez está repleto de extranjerismos como outsourcing o fundraising, términos escogidos para que una actividad parezca algo distinto de lo que es. Nació en Bilbao en 1975, pero se crió en Valderas (León) y posteriormente se trasladó a Madrid, donde su padre era propietario de varias saunas gays. A finales de 2003 conoció a Pedro Sánchez en la fiesta de unos amigos y se fueron a vivir al piso de ella. En 2005 tuvieron a su primera hija, en 2006 se casaron por lo civil y en 2007 nació su segunda hija. Por este lado todo claro, no como en lo que se refiere a sus estudios y su actividad profesional. En su perfil de LinkedIn dice que es licenciada en marketing, sin especificar la Universidad en la que obtuvo este grado, pero en el currículum que aparecía en la empresa en la que estuvo trabajando hasta hace un mes podíamos leer que lo cursó en la Escuela Superior de Marketing y Negocios (M&B). También tiene un máster del ESIC en Dirección de Empresa y Marketing.

Pero luego hemos sabido que en realidad ni la licenciatura en marketing es una licenciatura de verdad ni el máster es un postgrado auténtico. Cursó una titulación no oficial en una academia privada vinculada al Opus Dei que nunca logró que sus títulos fueran homologados por lo que, sin licenciatura, su máster del ESIC, institución fundada por los Padres Reparadores, tampoco es un postgrado. Al parecer obtuvo su ‘titulín’ en 1995, por lo que debió empezar estos estudios en 1991, con 16 años. ‘Titulín’ que le sirvió para que la Universidad Complutense la pusiera al frente de titulaciones no oficiales. Pero, ¿qué es lo que Begoña Gómez vendía? ¿Qué es todo eso del ‘outsourcing’ y del ‘fundraising’?

Seguramente a todos vosotros, al entrar en algún centro comercial, os habrán asaltado unos chicos con la camiseta de la Cruz Roja intentando convenceros para que os hicierais socios de tan admirable institución. Y seguro que algún día, mientras dormíais la siesta, os han llamado por teléfono para haceros socios de Oxfam. Alguna vez habrán llamado a vuestra puerta personas que querían que os ahorráis una pasta cambiando vuestra compañía eléctrica o de gas. O para convenceros de que les contrataseis una tarjeta de crédito que no necesitabais. Y todos también habéis visitado ferias comerciales en las que habéis visto preciosos stands de compañías de seguros cuyos comerciales recorrían los pasillos regalando globos a los niños para intentar que sus padres se sentaran con ellos para poder hablarles de las ventajas de su seguro de decesos. Pues todo eso es lo que vendía Begoña, pero con 20 capas de maquillaje.

La frase más original que he leído sobre ella la describe como “una persona con una escala de valores que le permite moverse en el mundo empresarial sin renunciar a objetivos éticos“. No como tú, que trabajas sólo para conseguir el dinero con el que pagar la hipoteca y sacar adelante a tus hijos. ¡Puro cinismo! Todo el currículum de Begoña es tan falso como una puerta de contrachapado con mucho barniz, para que parezca madera. Un curriculum en el que nada es lo que pretende aparentar. Los directivos del Instituto de Empresa, concretamente el marqués de la Romana, que es el Grande de España que la ha contratado, han hecho un gran fichaje. Porque lo único cierto del currículum de Begoña es que está casada con el presidente del Gobierno de España y eso es por lo que el IE le va a pagar, lo único que ella les puede vender.

Ver artículo original:

La moción de censura de unos políticos egoístas. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Los próximos jueves y viernes el Congreso debatirá la moción de censura que Pedro Sánchez presentó contra Mariano Rajoy y en ese debate nadie defenderá el interés general de España. Todos intentarán exclusivamente alcanzar o mantener el poder. Nadie actuará pensando en nosotros. Ninguno merece nuestro voto ni nuestro respeto y no tendrán el mío nunca más, porque me avergüenzo de todos ellos. Con la que está cayendo, en mitad del golpe de Estado independentista, con la unidad de España puesta en duda y el prestigio de nuestra justicia y nuestra democracia sometido a escrutinio en media Europa, sus señorías se van a entretener con un debate que sólo les interesa a ellos, que sólo les beneficia a ellos. Son sin duda los peores dirigentes de nuestra reciente historia.

En 2016 Sánchez consiguió los peores resultados de la historia del PSOE, empeorando el récord anterior, que también era suyo. Y con 85 diputados pretende ser investido presidente del Gobierno de España, asegurándose así la pensión vitalicia, el chófer, la escolta, la oficina, y todas las prebendas de nuestros expresidentes. Y para ello no dudará en pactar ni siquiera con “el Le Pen de la política española”, como hace diez días llamó a Quim Torra, cuyos votos reclama ahora para derrocar a Rajoy. O con los amigos de los etarras, que han dicho que apoyarán una moción de censura que respete el derecho a decidir y que acabe con los “recortes” del PP. La historia del PSOE demuestra que de ellos siempre hay que esperar lo peor. Albert Rivera, como siempre, mueve a Ciudadanos al ritmo que le marcan las encuestas y como su comportamiento en Cataluña hace que ahora le sean favorables, ya no piensa en otra cosa que en elecciones.

Al día siguiente de aprobar los presupuestos del PP, Ciudadanos exigió elecciones anticipadas. Igual que cuando reclamó más dureza en la aplicación del artículo 155 que ellos se habían negado a aplicar para detener el referéndum ilegal del 1-O. Nacieron socialdemócratas pero se transformaron en liberal progresistas cuando las encuestas se lo recomendaron. Cualquiera sabe cuál será el próximo giro al que las prisas por alcanzar el poder les empujarán. Por su parte Pablo Iglesias, después de que las bases le aprueben el casoplón de más de 700.000 euros, debe estar ya pensando en ver cómo les convence de que se va a sacrificar de nuevo comprándose un Porsche Cayenne para Irena y un Maserati para él. Después de depurar su partido relegando al ostracismo a todos los que han votado contra ellos.

Y Rajoy empeñado en mantenerse cueste lo que cueste. Por el caso Gürtel el PP ha sido el primer partido condenado por corrupción en España. Y a partir de ahora irán cayendo las sentencias de la Púnica, de Bárcenas, de Lezo, etc. Decenas de piezas separadas que dejan como un trapo mugriento al PP de Aznar, del que Rajoy formaba parte. Los casos son tan sucios y desprestigian tanto a su partido que sólo podrían superarlo si dimitiera Rajoy dando paso a nuevas caras que refunden su partido. Pero en vez de eso Mariano se aferra al poder tratando de convencer a sus votantes para que vuelvan a ir a las urnas tapándose la nariz. Aunque las encuestas empiezan a fijarse en Santiago Abascal. Vox representa lo que ha dejado de ser el PP y sus propuestas suponen lo que la mayoría de votantes esperaban de Rajoy, todas sus promesas incumplidas. La posibilidad de creer en lo que se vota, sin conformarse con lo menos malo. Ojalá su voz se escuche pronto en las instituciones.

Ver artículo original:

Iglesias consulta a sus bases, pero no sobre Cataluña. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Rajoy telefoneó este sábado a Sánchez y a Rivera para consensuar la opción de mantener el control sobre Cataluña, sin permitir que decaiga el 155, después de que Torra nombrase como consejeros a dos encarcelados y a otros dos huidos. Rajoy llamó también el jueves a Iglesias, que lo explicó en su Twitter: “He hablado con Mariano Rajoy. Hemos acordado vernos en los próximos días para hablar de Cataluña”. Pero ese mismo día OKDIARIO daba la primicia del casoplón que se ha comprado a medias con la portavoza Irena Montera y, claro, desde entonces anda tan liado que no está para otra cosa que para atender a los muchos detalles que necesita una mansión de esta categoría.

A largo plazo no tendrán problemas para pagar los más de 700.000€ gastos incluídos, que costó la lujosa finca. Cuentan con el impresionante patrimonio inmobiliario que heredarán de los sesentañeros padres de Pablo, seis inmuebles valorados en más de un millón de euros. Parecen muchos para que se pueda decir que son todos “para vivir y no para especular”, que es la diferencia que Pablo e Irena ven entre la adquisición honrada de patrimonio y la vergonzante. Pero para el corto plazo se han tenido que agenciar un préstamo hipotecario. Y lo han hecho fenomenal, porque se lo han dado en unas condiciones espectaculares, financiando el 90% del precio de adquisición a un tipo de interés del 0,5% que es casi regalado. Todo esto debe haberles tenido muy ocupados para andarse con reuniones ni sobre Cataluña ni sobre nada.

Y lo peor les viene ahora, porque ese palacio no se prepara en dos días, que son 268 m2 de vivienda en 2.352 m2 de parcela. Contratarán a un decorador que les ayude a encontrar su estilo, bolchevique y revolucionario, pero al final el color de las paredes, la tela de las cortinas, las alfombras, la iluminación…, son mil detalles de los que o están encima o luego no estarán a gusto en su dacha. Por la mudanza no tienen que preocuparse, porque del pisito en el que la pareja vive en Rivas no van a poder aprovechar nada para su nuevo palacio, mejor tirarlo todo. Aun así con la decoración no habrán acabado, esa parcela tan grande o estás encima todo el día o en una semana se te convierte en una selva tropical. Tendrán que contratar a un jardinero. Y ya puestos a seleccionar, necesitarán a alguien para el servicio doméstico, limpiar tantas habitaciones, planchar, cocinar, etc. y encima los dos trabajando. En esas urbanizaciones de lujo también puede ser que necesiten contratar seguridad y un chófer que les lleve y les traiga a Madrid. Y las niñeras hay que empezar a buscarlas ya, que luego el tiempo se echa encima. Así que lo de Cataluña ya si eso tendrán que dejarlo para otro día.

El “proyecto familiar”, que es el original nombre que los podemitas le han puesto a su casoplón, es una mansión que les sitúa ya cerca de sus admirados Fidel Castro, Hugo Chávez o Nicolás Maduro. La diferencia es que los otros se convirtieron en millonarios ostentosos después de alcanzar el poder y estos nuestros han empezado antes. Este domingo, el presidente títere puesto a dedo por el fugado Puigdemont; el nazi, racista y xenófobo Quim Torra, ha declarado que si se mantiene el 155 se “provocará una crisis institucional de dimensiones considerables”. Pero Pablo Iglesias igual no se ha enterado, porque él está con lo de consultar a sus bases si debe seguir al frente de Podemos, dado que se cuestiona su coherencia. Pablo a lo suyo.

Ver articulo original:

Rajoy dimite de España. -Fran Carrillo/OK Diario-

Cuesta creerlo. Pero hoy el Gobierno de España es quien sostiene al independentismo catalán. No debieron en Moncloa leer a Burke cuando esgrimió aquella incontestable sentencia que acusaba del triunfo del mal a la dimisión de los hombres buenos. Tampoco pasó por sus estantes las advertencias de Zweig alertando del miedo irracional que promueven entre las asustadas masas los líderes mesiánicos. Conservador como el filósofo irlandés, el presidente prefiere ver los hechos antes que ordenar acciones. Sigue tensando la cuerda de los tiempos antes que liderar conforme a un mandato establecido. Todo lo dejan a Llarena, que está haciendo de Llarena y de Rajoy, pero es el Gobierno central quien debe frenar al gobierno protofascista de Cataluña. Y no parece estar por la labor. Cada investidura en el Parlament constata la apuesta sectaria de un nacionalismo que ha devenido racista en fondo y formas.

La hemeroteca digital separatista es una anécdota en el sentir histórico de un movimiento marcado por el estigma del odio. Las Bases de Manresa consolidaron a fines del XIX la arquitectura supremacista que hoy vemos. En esta nueva Renaixença totalitaria, el nacionalismo se quita las prepotentes caretas que siempre le han caracterizado y que el falso sentido de Estado que nos vendió el pujolismo durante años tuvo escondidas. Su relato atávico, que rebusca en el pasado un supuesto ADN superior, influye en tanta gente porque la contraparte hace mutis por el foro. La exclusión manifestada en el discurso de impostura de Torra no es una escisión en la historia del independentismo de butifarra. Antes incluso que los nazis, ya hubo quién escribió del superhombre catalán, la raza catalana y demás perlas étnicas supremacistas. Así, Pompeu Gener, un publicista barcelonés de principios del XX, decía: “No podemos ser mandados por los que nos son inferiores. Somos catalanistas y no regionalistas porque el regionalismo supone iguales derechos y eso es falso. Como hombres —los catalanes—, valemos más” (‘Herejías’, 1903).

Da miedo. Porque toda limpieza étnica, propia de un sentir ideológico totalitario, empieza por las palabras. Cualquier intención de borrar al disidente siempre ha comenzado con el lenguaje. Una vez normalizado el discurso de hegemonía racial, la acción posterior será un mero cumplimiento del programa político. Agrieta las carnes escuchar a un subordinado del Estado proferir insultos y manifestaciones xenófobas contra la población que ahora tiene que representar. Ese “la república somos todos”, repetido sin cesar por Torra en su kukluxkaniana intervención, en un trasunto versallesco de “El Estado soy yo”, manifiesta que no hay plan fuera de ella en el independentismo. Pero cuando todo es república, nada es república. Se constata, en fin, que vivimos en la política inédita, que supera los estadios de comprensión que la posmodernidad garantizaba. Se les has dado tanto, se les ha permitido tanto, que ahora se sienten legitimados a no renunciar a nada, aunque nada sea lo que debieran conseguir por la vía de la ruptura y la rebelión.

El gobierno, este gobierno, sigue creyendo que podrá apaciguar a los golpistas porque, en su raro proceder, hay un elemento de persuasión que lograrán entender. Pero no hay manera de derrotar al nacionalismo por vía de la seducción. La historia nos dice que las armas o la ley, o la combinación de ambas, acaba por triturar la resistencia del sedicioso. El fascismo se acabó cuando se liquidó a los líderes fascistas, no seduciendo a sus seguidores. El régimen nazi murió definitivamente cuando se detuvo a los líderes que sobrevivieron al asedio de Berlín, no construyendo campañas de tranquilización de masas. Al golpista no se le dan palmadas en el hombro. Se le detiene, se le procesa, se le juzga y se le condena. Pero quien debería tener los redaños de hacerlo ha dimitido de España.

Ver artículo original:

La “emergencia social” de Irene y Pablo. -Ok Diario- #Podemos –

La “emergencia social” que denunciaba Podemos es cosa del pasado. Al menos, eso parece si observamos el tren de vida de sus dos grandes denunciantes: Irene Montero y Pablo Iglesias. Ambos componentes de la bicefalia populista han pasado de trabajar —teóricamente— por los más “desfavorecidos” a comprarse un chalé de más de 600.000 euros con piscina y parcela de 2.000 metros cuadrados. Pura coherencia bolivariana. En 2014, con Podemos tratando de captar clientela como formación recién aparecida en el panorama político español, Pablo Iglesias soltó uno de sus mantras de cartón piedra vía Twitter: “Vivimos una emergencia social y hay quienes tratan de aprovecharse para ganar más. Por eso la crisis es una estafa”.

España se confirma, por tanto, como un país idóneo para prosperar, ya que, vista la evolución del poder adquisitivo de los dos en sólo cuatro años, esa “emergencia social” ha debido diluirse, a pesar de que ellos han seguido dibujando una situación cercana al propio Apocalipsis. Conste que cada uno es muy libre de adquirir la vivienda que le permita su poder adquisitivo, pero en el caso de Montero e Iglesias suena, una vez más, a decir una cosa y hacer justamente la contraria. Predicar con el ejemplo nunca ha sido el fuerte del secretario general de Podemos, que en su momento aseguró a la periodista Ana Rosa Quintana que “los políticos que viven en chalés se aíslan porque no saben lo que es coger el transporte público ni lo que pasa fuera”.

La residencia que ocupará la pareja está ubicada en plena sierra de Madrid, por lo que, según la teoría de Iglesias, el aislamiento será ahora el lema principal de los morados después del fallido “asalto a los cielos”. Ironías al margen, resulta significativo el silencio atronador de todos los miembros de Podemos. ¿Qué van a argumentar tras tantas lecciones morales por parte de su principal líder? ¿Cómo van a ser creíbles ante su electorado ante tamañas contradicciones? ¿Qué debería hacer ahora Pablo Iglesias tras criticar que Luis de Guindos gastara 600.000 euros en un ático? Nadie sabe en qué ha mejorado la vida de la gente por el trabajo de Podemos. Lo que sí es seguro es que la vida de los integrantes de Podemos ha mejorado mucho gracias a la política. Menos lecciones y más hechos. Tienen la credibilidad al nivel del subsuelo.

Ver artículo original:

Declarar la independencia tiene que volver a ser delito. -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

En 1995 el PSOE de Felipe González rectificó el Código Penal para que declarar la independencia sin violencia no fuera delito. En 2005 el PSOE de Zapatero eliminó del Código Penal el delito de convocar referéndums ilegales. El Partido Popular ha tenido mayorías absolutas con Aznar desde el año 2000 hasta el 2004 y con Rajoy del 2011 al 2015. Supongamos que mañana mismo Torrent convoca un pleno urgente del Parlamento catalán cuyo único punto del orden del día sea declarar la independencia de la República de Cataluña, obedeciendo el mandato del referéndum ilegal del 1-O, dejado en suspenso por Puigdemont, decisión que imaginemos que es aprobada por la mayoría independentista. Inmediatamente el presidente títere Torra sale al balcón, quita todas las banderas, coloca sólo la estrellada y declara la independencia. Así, sin gastar ni un euro de fondos públicos y sin el menor atisbo de violencia ni tumulto ninguno.

Torrent y Torra se podrían ir esa noche a dormir tranquilamente a sus casas, después de celebrar su audacia con una buena cena en el mejor restaurante de Barcelona, porque nadie podrá acusarlos por el golpe de Estado que han dado, ni por rebelión, ni por sedición ni por malversación. Tan sólo se les podrá acusar quizá por prevaricación y desobediencia, si el Gobierno de España y los tribunales han estado veloces para impugnar la convocatoria del pleno y sus acuerdos, delitos que sólo conllevan penas de inhabilitación y multa, que en ningún caso serán efectivas hasta la firmeza de la condena. A lo mejor PP, PSOE y Cs conseguirían ponerse de nuevo de acuerdo para aplicar otra vez el artículo 155 de la CE y así destituirlos a los dos mientras se inicia el larguísimo proceso judicial que en ningún caso podría enviarlos a la cárcel.

No es ciencia ficción, es un anuncio de lo que va a pasar en Cataluña si el Gobierno del Partido Popular no está hábil y se pone de inmediato a reformar el Código Penal que se ha demostrado absolutamente inútil para atajar una declaración de independencia no violenta ni tumultuaria. Torra puede acabar en la cárcel si conduce su coche a una velocidad excesiva o con dos copas de más, pero no por dar un golpe de Estado. Ya hemos visto las dificultades que está teniendo el juez Llarena y lo controvertidas que están siendo sus decisiones, por culpa del Código Penal que le han dado nuestros nefastos políticos. Y eso que a Puigdemont y sus secuaces la cosa se les fue de las manos y se produjeron los tumultos violentos que harán que den con sus huesos en prisión. Pero ese error no lo cometerán dos veces, el Gobierno de España tiene que estar preparado.

Y no sirve la excusa de no tener mayoría suficiente. Igual que se consiguió el consenso del PSOE y C´s para la aplicación del artículo 155, Rajoy tiene ahora la responsabilidad de convencerles de que, cuando ocurra lo que sin la menor duda va a pasar, los votantes no vamos a perdonar a quienes sean responsables de que el nuevo golpe de Estado quede impune por haberse negado a realizar las reformas legales necesarias. Eso es ahora lo más urgente, aunque evidentemente no sería suficiente para revertir este proceso. Mientras no tengamos un gobierno valiente y con la mayoría suficiente para retirar las competencias en Educación y cerrar TV3, tan sólo podemos esperar a que el lento pero incesante proceso de empobrecimiento económico al que los golpistas están conduciendo a los catalanes haga que dejen de votar a los independentistas que están arruinando a todos los catalanes.

Ver artículo original: