Archivo de la etiqueta: Pablo Iglesias

¿A quuién beneficia la impunidad de Podemos? -Liberal Enfurruñada/OK Diario-

Impunidad1

Impunidad2

Ver artículo original:

Anuncios

La reforma constitucional según Pablo Iglesias. -Por @FroilLannister –

Constitución de Este País.

•Título Preeliminar

1) Este País se constituye como un Estado de La Gente® democrática no fascista.

2) Toda persona es fascista hasta que Pablo Iglesias diga lo contrario

3) Toda persona es machista hasta que Barbijaputa diga lo contrario

4) Toda persona es homófoba hasta que Cassandra Vera diga lo contrario

5) Pablo Iglesias no puede ser ni homófobo, ni machista ni fascista

6) La soberanía nacional reside en La Gente® y emana directamente de los testículos de Pablo Iglesias

7) Errejón, gafotas

8) La forma política de Este País será la Pabliarquía parlamentaria

9) El castellano será la única lengua existente no oficial del Estado

10) Podrán existir todo los partidos hasta un número máximo de uno (1) y que se llamen Podemos

11) Nadie sabe qué es Izquierda Unida

•Título 1. Sobre las titis de Pablo Iglesias

1) Cualquier mujer sin distinción podrá ser la portavoz de Pablo Iglesias

2) El nº de portavoces simultáneas o no de Pablo Iglesias no tiene límite ni restricción

3) Las chepas y la escasa higiene bucal son sexis

4) Cuando una portavoz pierde su puesto puede ser trasladada al gallinero del Congreso

5) Azotar hasta hacer sangrar es feminista

6) Toda mujer elegida por Pablo Iglesias tiene el derecho, el deber y el privilegio de aceptar el puesto

7) Tania, amargada

•Título 2. Pablo Iglesias

1) Todo votante de Pablo Iglesias es igual ante los ojos de Pablo Iglesias

2) Pablo Iglesias

3) Pablo Iglesias

4) Votar a Podemos es votar a Pablo Iglesias y, si no, puede amenazar con irse

5) Votar a Pablo Iglesias no significa votar a Podemos

6) No votar a Pablo Iglesias excluye al votante de ser Gente®

7) No votar a Pablo Iglesias es propio de machistas o fascistas o ambos

•Título 3. Derechos y gobierno de Pablo Iglesias

1) La superioridad moral siempre corresponde a Pablo Iglesias, en cualquier caso

2) El modo de gobierno adecuado de Este País será el que considere Pablo Iglesias

3) Pablo Iglesias también podrá llamarse Amado Líder

4) Los medios de comunicación no partidarios de Pablo Iglesias van contra la libertad de expresión de Pablo Iglesias y en general

5) Pablo Iglesias podrá tener una mascota que se llamen Garzón o que Garzón sea su mascota indistintamente

6) Pablo Iglesias

7) Pablo Iglesias determinará si el nombre de una calle, plaza, pueblo o País es fascista.

8) La economía no le importa a Pablo Iglesias

9) Lo que no le importe a Pablo Iglesias no tiene importancia

•Título 4. Separación de Poderes de Pablo Iglesias

1) Dependiendo de su escroto,Pablo Iglesias podrá elegir qué poder del Estado representa

2) La Separación de Poderes del Estado sólo será válida si favorece a Pablo Iglesias en los debates de la Sexta

3) Cualquier amigo, aliado o persona que Pablo Iglesias considere si es condenada por un juez pasará a ser preso político

4) Las sentencias judiciales sólo serán válidas en caso de que favorezcan a Pablo Iglesias

5) Errejón, enano, me la agarras con la mano

• Título 5. Organización territorial

1) Este País será el coño de la Bernarda

2) La nación de la Gente© es cualquiera menos la española

3) Con un tamaño territorial mínimo de una Comunidad de vecinos se podrá pedir un referéndum de autodeterminación

• Disposiciones adicionales

1ª Pablo Iglesias

2ª Esta Constitución tendrá validez hasta que lo diga Pablo Iglesias

3ª Cualquier artículo de esta Constitución podrá ser ampliado, eliminado o modificado por Pablo Iglesias

4ª “PricewaterhouseCoopers” pasa a llamarse “House Water Watch Cooper”

Ver twitt original:

La vergonzosa sentencia contra Hermann Tertsch -F.J.Losantos/LD-

Estamos en manos de unos jueces que no aplican la ley sino que labran su futuro mediante sentencias.

Un juzgado de Zamora ha condenado a Hermann Tertsch por publicar datos ciertos, gravísimos y de indudable interés público, sobre la actividad criminal del abuelo de Pablo Iglesias, aspirante a la Presidencia del Gobierno, durante la guerra civil. Lo hace tras aterrizar allí, en lo que diríase un alzamiento de bienes jurídicamente protegibles como el de la libertad de expresión (artículo 20 de la Constitución), una denuncia del padre de Pablo Iglesias, ex-terrorista del FRAP, que siente mancillado su honor, o el de su padre o el de su hijo. Y la condena es a pagar 10.000 euros, a las costas del juicio por despeje a la zamorana de la denuncia –con el codo las mandaba lejos Ricardo Zamora- y, atención, a borrar el artículo de la hemeroteca de ABC. Me parece todo ello, sobre todo lo último, un alarde tan arbitrariamente liberticida, tan opuesto a la letra y al espíritu de la Constitución, que sólo la cobardía de un periodismo de corrala, palmeros y agradaores dejará de ver en ello una agresión brutal. Otra más que agradecer a la Dinastía Iglesias.

Los hechos de que escribe Hermann

Como la famosa Ley de Memoria Histórica busca, sobre todo, borrar los crímenes cometidos por el bando y las bandas del Frente Popular, nada es más urgente que recordar los hechos, como ayer, respaldando a Ramón Pérez Maura y al ABC, que recurrirá la sentencia, hacía en El Mundo Santiago González.

Hermann no inventó nada. Esto se publicó un año antes, citando a lagaceta.es, el 7-2-2015, en Villafranca hoy, de donde era el tristemente célebre papá del papá del que pretende convertir a España en Venezuela:

“El abuelo villafranqués de Pablo Iglesias fue juzgado por hacer sacas en el Madrid republicano”

Y extrae algunos fragmentos de la declaración judicial de una víctima del Terror Rojo:

En la declaración de María Ceballos Zuñiga y Solís, marquesa viuda de San Fernando, natural de la localidad de Villafranca de los Barros igual que Manuel Iglesias, el abuelo de Pablo Iglesias, estaba en la partida de milicianos que el 7 de noviembre de 1936 detuvo a su marido, Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, Marqués de San Fernando, y a su hermano, Pedro Ceballos. Ambos fueron entregados a la checa de milicias situada en la calle Serrano 43 y fusilados en la Pradera de San Isidro.

Junto al abuelo de Pablo Iglesias estaban, según refieren varias de las declaraciones de implicados y testigos, Ángel Medel Larrea, Manuel Carreiro “el Chaparro”, Jesús Yuste ‘el Cojo de los Molletes’, Antonio Delgado ‘el Hornachego’ y otros dos milicianos de los que solamente se conoce el apodo ‘el Vinagre’ y ‘el Ojo de Perdiz’.

Al día siguiente de la detención fueron varios los empleados y vecinos de la casa de la calle del Prado número 20 los que fueron a pedir explicaciones a Manuel Iglesias, al que conocían los marqueses por ser de la misma localidad. Los testigos son claros en su declaración y explican que el abuelo del líder de Podemos les dijo que no le molestaran más, que “lo habían fusilado en la Pradera del Santo”.

¿Niega estos hechos la sentencia zamorana? No, se acoge a una excusa técnica de Iglesias II: que Iglesias I, el chequista, fue condenado a 30 años por rebelión militar y no por los crímenes cometidos junto a su cuadrilla, denunciados y respaldados por testigos. ¿Y por qué no denunció Iglesias II a lagaceta.es ni a Villafranca hoy, sino, tiempo después, a Hermann Tertsch y al ABC? Pues porque no se trata de defender el honor, si honor tuviera el delito, sino para meter miedo a los críticos de Iglesias III.

El monstruo de Sorayenstein ya manda en los juzgados

Esta semana hemos asistido a un esperpento judicial que demuestra hasta qué punto el monstruo de Sorayenstein, o sea, los podemitas togados, se han convertido en un monstruo incontrolable, como el de Frankenstein. Rajoy fue obligado a declarar, de forma clarísimamente ilegítima, cuando esa misma sala admite que hasta los etarras declaren por videoconferencia.

Ilegítima fue la llamada, ilegal la colocación del testigo, que si no es togado no puede ocupar un lugar en el estrado, delictivas las declaraciones del testigo, que mintió por toda la barba, y delictuosa cuanto defectuosa la actuación de los abogados del PSOE, que facilitaron a Pedro y Pablo III el rasgado de vestiduras por los extremos a que ha llegado España. ¡Y tanto!

Pero lo peor de lo mucho malo que pasa en España es la corrupción generalizada de la Justicia. No sólo contra el PP, que lo merece por infame y traidor a sus promesas de independencia y pulcritud judicial, sino contra las libertades cívicas de todos los españoles, que estamos en manos de unos jueces que no aplican la ley sino que labran su futuro mediante sentencias.

Que un juez se atreva a decir, tras multarlo por un tecnicismo, que hay que borrar el artículo de un periodista que ha relatado unos hechos de enorme gravedad y que los Iglesias pretenden ocultar a la opinión pública, es el acabose de la Ley de venganza Histórica, es la Orden de Desmemoria para la nación española. Y sin ánimo de molestar a Su Señoría pero sí de defender el sagrado derecho cívico a saber la verdad y decirla, suscribo, de la cruz a la raya, el artículo de Santiago González y éste de Pérez Maura:

No callaremos

Malos tiempos para la libertad. Se derrumba la Venezuela de Pablo Iglesias y los suyos, mas ellos siguen empleando aquí los tribunales para actuar con un rigor inimaginable en los lugares en los que gobiernan aquellos a quienes han aleccionado las gentes de Podemos. El juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Zamora ha condenado a mi colega y amigo Hermann Tertsch por la publicación en la Tercera de ABC el 17 de febrero de 2016 del artículo El abuelo de Pablo. Se le impone una indemnización de 12.000 euros al padre del secretario general de Podemos. La razón de ello es que en aquel artículo Tertsch afirmaba, recogiendo lo ya aparecido en otras publicaciones a las que nadie ha demandado, que Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo Iglesias, fue condenado a muerte por la desaparición y el asesinato en noviembre de 1936 del marqués de San Fernando y su cuñado Pedro Ceballos, tras la saca perpetrada en su domicilio.

La sentencia no niega que Iglesias participara en esa saca con el Chaparro, el Hornachego, el Vinagre, el Ojo de Perdiz y el Cojo de los Molletes. Pero sí niega que él asesinara a las dos víctimas pues la investigación sobre la saca fue “archivada provisionalmente” e Iglesias fue condenado a muerte por rebelión militar. Pena, que como explicaba Tertsch en su artículo, le fue conmutada por 30 años de prisión de los que, ya se sabe lo de la dureza del franquismo, sólo cumplió cinco.

Ha sido ésta una causa verdaderamente extraña. Primero porque el padre del secretario general de Podemos presentó su demanda en los juzgados de Madrid, como es lógico por ser esta ciudad la sede de ABC y, sorprendentemente, el tribunal declaró su “incompetencia territorial” y lo despachó a Zamora, residencia del demandante al que no se le debía haber ocurrido acudir directamente al juzgado allí. Después, el día de la vista oral, el 19 de abril de 2017, se decidió celebrar la vista a puerta cerrada. La sentencia no aclara si el motivo de expulsar al público –sin que hubiera habido ningún incidente- fue por proteger el supuestamente ya mellado honor de la familia Iglesias o porque la libertad de información no es un bien protegible cuando se juzga a periodistas.

Al fin la sentencia conocida ahora condena a Tertsch a pagar la indemnización referida y los costes del proceso y “a retirar a su costa de la web y del caché el artículo referido”. No entraré en lo del caché, porque en el diccionario de la Real Academia Española no hay más que dos acepciones de “caché”: la cotización de un artista y la distinción o elegancia de una persona. Y como el pobre Tertsch tenga que hacerse cargo de la distinción y elegancia de la familia Iglesias le aconsejo que opte por pedir conmutar la pena por una de cárcel.

En cuanto a lo de retirar el artículo de la web, aquí ya hemos llegado a la censura más absoluta, una que supera lo que vemos en Venezuela. ABC es un diario publicado en papel. Los diarios en papel tienen una hemeroteca que sólo se censura en regímenes como el de la fenecida Unión Soviética. Esa hemeroteca de ABC, todas las páginas publicadas desde el 1 de enero de 1903, pueden ser vistas por cualquiera en http://hemeroteca.abc.es. Ahora el juzgado de Zamora pretende eliminar de la hemeroteca digital el artículo de Tertsch. Y supongo que después irá a la Biblioteca Nacional y también censurará allí nuestras páginas cortando esa Tercera con una cuchilla. Ni Chávez se atrevería a tanto. Llegaremos a volver a publicar portadas con el titular “Este número está visado por la censura” como la aparecida el 16 de octubre de 1935.

Ellos lo tienen claro. No pararán hasta que nos callen. Pero no callaremos.

Hágase a la idea, Señoría. Y avergüéncese el justiciable Rajoy del monstruo que ha creado y que infama la política española. Es su criatura.

Origen: Libertad Digital

El Congreso,contra el interés nacional. -Emilio Campmany/LD-

El Congreso de los Diputados ha aprobado que Pablo Iglesias compatibilice su sueldo de diputado con el de locutor de HispanTV, el medio que Irán emplea para influir en España, entre otros países. Se supone que los diputados están sometidos a un severísimo régimen de incompatibilidades con el fin de evitar que se corrompan. Se trata de que los diputados no puedan verse tentados de favorecer a sus clientes o empleadores en perjuicio del interés general. Pero cuando se supone que no hay ese peligro puede autorizarse la actividad remunerada. Sin embargo, el caso de Pablo Iglesias es excepcional, porque no es el interés general el que se podría ver perjudicado, sino el nacional. La cuestión no es si se puede o no ser diputado y locutor a la vez. La cuestión es quién paga esos emolumentos y para qué. HispanTV no es un medio cualquiera. Es una cadena iraní, financiada por el régimen de los ayatolás. Lo que le acaban de autorizar a Pablo Iglesias es la recepción de un salario de una teocracia, enemiga de Occidente, que reprime las libertades en su territorio y ampara el terrorismo. Dicho de otro modo, le permiten estar a sueldo de una potencia extranjera que pretende erradicar de la sociedad española los valores occidentales, entre otros medios, a través de HispanTV.

El PSOE ha votado en contra con el solo argumento de que se opone a toda compatibilidad. Pero PP y Ciudadanos han votado a favor, quizá para poder así aprobar la compatibilidad pedida por sus propios diputados. Pero ésa sigue sin ser la cuestión. Los demás diputados que han solicitado autorización para sus actividades remuneradas extraparlamentarias no pretenden que se les autorice a cobrar un estipendio de ninguna potencia extranjera que sin reparos podría calificarse de enemiga.

Que nadie en el Congreso de los Diputados, ni siquiera los socialistas, que son los únicos que han votado en contra, haya puesto de relieve esta circunstancia pone en evidencia la hipocresía de nuestros parlamentarios. Dicen combatir la corrupción y luego autorizan aquella sobre la que recaen las peores sospechas, las que permiten suponer que un diputado podría estar obligado a obedecer las consignas de una potencia enemiga desde el momento en que recibe dinero de ella. Evidentemente, aunque el Congreso no hubiera autorizado la compatibilidad, Irán podría encontrar el modo de pagar a Pablo Iglesias, pero al menos tendría que hacerlo ilegalmente y, si se llegara a descubrir, se pondría en evidencia la colusión. De este modo, en cambio, se legaliza lo que es a todas luces ilegítimo. Y se hace aplicando una norma encaminada a combatir la corrupción. El PP y Ciudadanos podrían en consecuencia ser acusados de obviar el interés nacional por electoralismo, en la medida en que Podemos resta votos al PSOE. Y los socialistas… Bueno, a los socialistas nunca les ha preocupado el interés nacional.

Origen: Libertad Digital

Sí, España está en peligro – ESdiario

El pacto entre trileros que se detestan e intentarán matarse puede acabar, sin embargo, en un Gobierno de populistas y secesionistas. No será ahora, pero puede ser en cualquier momento.

Allí estaban, como dos malos jugadores de póquer que llevan las cartas visibles en la cara, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, la pareja que más y peor viene marcando y marcará la política española desde hace un tiempo hasta no se sabe cuánto.

El Sánchez que construyó su tercera resurrección prometiendo a la militancia que él sí echaría a Rajoy, no como las nenazas conservadoras de la Gestora, desechando por segunda vez en quince días dar el primer paso para cumplir su soflama: ni hace unos días apoyó la moción de censura contra el PP ni, ahora, ha hecho otra cosa que enfriar las veleidades de su colega de partida, expresadas con esa rotundidad de quien sabe que no le van a hacer ni puñetero caso y puede permitirse por ello el viejo ágárrame que lo mato’ consciente de que no van a dejarle pelear.

Jonás y la ballena

Y estaba también Iglesias, el hombre que ni quiso facilitar el cambio cuando pudo apoyando el pacto entre el PSOE y Ciudadanosimposible de cuadrar rojo, naranja y morado, pero en todo caso válido para desalojar al “partido más corrupto de Europa”- ni quiere otra cosa de Sánchez que no sea zampárselo como la ballena a Jonás, aunque luego fuera para vomitarlo en una playa postelectoral.

Se trata de dos trileros, en fin, que no han dejado de hacerse la cama ni de encamarse, según el día, y que tienen por principal objetivo devorarse el uno al otro para, sea cual sea el tamaño de la manada de la izquierda tras tanto viaje lisérgico, ponerse al frente de ella. Y se da la paradoja, sin embargo, de que esa imagen de socios desleales y profundamente enfrentados por el reparto del mismo pastel tiene muchas opciones de acabar gobernando España.

No será ahora ni será a través de una moción de censura inviable al corto plazo; pero será o se intentará que sea mediante ese mecanismo traumático ensayado ya por Iglesias y Montero en el Congreso o por Espinar y López Huerta en la Asamblea de Madrid o, en su defecto, tras las próximas Elecciones Generales.

Una izquierda rancia customizada

Aunque el espectáculo melodramático e hipócrita que Sánchez e Iglesias, hijos del mismo dios de la adolescencia llamado Zapatero que tanto hizo por infantilizar el país a golpe de eslogan y de maniqueísmo, tiene por primer objetivo el control interno de sus partidos y por segundo colocarse al frente de una supuesta izquierda moderna que apenas es su versión más rancia customizada; la resultante final de todo ello será un Gobierno entre fuerzas menores y enfrentadas entre ellas que, mientras se pegan para ver quién ulula más en el corral, incorporan a la jauría a lo peor del arco parlamentario para juntar el número de diputados suficiente con que alcanzar ‘el cambio’.

Pedri y Pabli

Porque la primera cita de este ‘Cuando Pedri encontró a Pabli’ que recuerda al despliegue de melaza artificial de aquella película de Meg Ryan y Billy Cristal de 1989 es, sobre todo, la prueba final -por si hacía falta- de en qué va a consistir la política en España en los próximos meses, con las Generales como ring final de un combate cochambroso: o aquí sacan el PP y Ciudadanos un diputado más que el resto; o en La Moncloa asentarán sus posaderas los vaqueros del más lejano oeste catalán, vasco o valenciano para, desde allí, cargarse el fuerte nacional y poner al frente a un Pancho Villa intervenido por sus compañeros de correrías.

Es decir, Sánchez e Iglesias se han limitado a recuperar el plan que ya intentó el primero tras sus segundo batacazo en las Generales y que provocó su dimisión, tan torpemente explicada por la amedrentada Gestora como para que prosperara el relato falaz de un supuesto héroe contra la derecha y no el de un traidor a su partido que intentaba conseguir en los despachos de Podemos, ERC, Convergencia y hasta Bildu lo que no le habían dado los ciudadanos en las urnas.

“Todo se resume en una pregunta: ¿Renunciará Sánchez a gobernar con Podemos y los independentistas, algún día, si es la única manera que tiene de hacerlo? Por supuesto que no”

Si el viejo recurso a la navaja de Ockham indica que casi siempre la respuesta más sencilla suele ser más cierta, la vigencia del aforismo queda aquí patente en una sencilla pregunta que cualquiera, con un mínimo de decencia intelectual, contestará con una negación: ¿Renunciaría Sánchez a gobernar España si sólo pudiera hacerlo con el apoyo de Podemos y de al menos tres de los cuatro partidos que no creen en el país que paradójicamente le permitirían gobernar a cambio de su alma como Fausto con Mefistófeles? Por supuesto que no.

El minipsoe plurinacional

Como es evidente que el secretario general de este minipsoe aceptaría esa opción de Gobierno y además pretendería vender la moto de que no es lo que parece, improvisando algún otro nombre para el mismo bochorno como si el olor fuera distinto por echar colonia plurinacional barata sobre el sudor secesionista; la única ventaja del espectáculo es que aclara a todo el mundo en España qué se decide en las próximas Generales, sean cuando sean.

La certeza de que Harry Pedri se ha encontrado a Sally Pabli para casarse de conveniencia tras intentar primero matarse y de que los padrinos de la boda forzosa no harán regalos pero sí los pedirán en forma de disgregación y ruptura de esta España maltratada por zopencos incapaces de ver en ella, pese a todo, los mejores 40 años de prosperidad de su historia; debiera ser suficiente para que cualquiera en su sano juicio, dentro del PP y de Ciudadanos, pero sobre todo ahí fuera en la calle, se decantara por la única opción alternativa que va a garantizar que esto no se venga abajo.

Sí, con ERC

Dado que la inconsciente deriva sanchista hacia el compadreo con el populismo leninista y el nacionalismo xenófobo le condena al PSOE a ser un partido menor, incapaz de alcanzar el Gobierno con más diputados de los que sumen todos los que le presten la presidencia, le aleja de un pacto con Albert Rivera, sólo quedan pues dos alternativas: PP y C´s -si se dejan de dar sopapos por una porción del mismo espacio electoral y son capaces de mirar más lejos- o miniPSOE, Podemos, ERC, Bildu, CiU y compañía.

Un poco de patriotismo

No hay más. Y puestas las cosas en esos términos, no hay que ser muy lince para elegir la primera, por razones patrióticas -sí, esa palabra tan estigmatizada y sin embargo necesaria- más que ideológicas, por ese tipo de motivos que llevaron en Francia a Manuel Valls a votar por Macron para frenar a Le Pen sin irnos demasiado lejos: por muchas patadas que le den a muchos el inefable Rajoy o el insolente Rivera, por mucho que moleste la repugnante corrupción (magnificada no obstante para evitar el recurso a un adelanto electoral en un escenario tranquilo que convertiría a Pedro en Pedrito y a Pablo en Pablito); con ninguno de los dos y tampoco con la suma de ambos peligraría nada de lo que ha procurado a España un largo bienestar y su correcta inclusión en la parte más noble de la comunidad internacional.

La otra posibilidad, y perdonen la caricatura pero no hay mejor manera a veces de mostrar la realidad que desde la distorsión, auparía a una mezcla de kale borroka, bolivarismo casposo, socialismo de parvulario y golpismo independentista a los altares de una posespaña balcanizada, empobrecida y de nuevo surcada por profundas trincheras.

El escorpión

Si les suena exagerado, sólo tienen qué pensar cómo están las cosas en los países que excitan a Iglesias o Garzón o hasta dónde las llevarían con un gobierno sumiso los Puigdemont, Otegi y compañía. Por generosa que sea la rana al ofrecerse al escorpión a cruzarle el río, siempre recibirá su dosis de aguijón. Es su naturaleza.

Origen: Sí, España está en peligro – ESdiario

Sí,Montero es la”novia de”. -Daniel R.Herrera/LD- 

Compartir lecho con Pablo Iglesias parece una forma bastante segura de ascender en Podemos.

Ha causado gran escándalo entre el podemismo patrio la referencia de Rafael Hernando al noviazgo entre el secretario general y la portavoz parlamentaria de Podemos. “No voy a decir que Irene Montero estuvo mejor que usted, porque no sé qué provocaría a esa relación”, le dijo a Iglesias. La condena unánime: es machista. ¿Pero por qué? Si ni siquiera ha criticado a la portavoz; al contrario, ha venido a decir que estuvo mejor que su jefe y pareja, que la nombró el Día de San Valentín, sin disimular ni un poquitico.

Hernando no ha llegado siquiera a decir lo que piensa todo el mundo: que Montero está en ese cargo porque había ganado previamente la versión pablista de las primarias de New Hampshire. Porque, oye, que no es la primera: compartir lecho con Pablo Iglesias parece una forma bastante segura de ascender en el partido; y abandonarlo, de ser condenada a las tinieblas exteriores. Que será casualidad, no digo que no, pero si en lugar de un excelso líder de la izquierda más feminista fuese un empresario desalmado quien hiciera exactamente lo mismo –encontrar entre sus subordinadas a su pareja y ascenderla después, mientras a la ex le niega el pan y la sal– no sólo nos llevaríamos las manos a la cabeza, sino que los tribunales tendrían algo que decir al respecto.

Ana Oramas, por su parte, había explicitado antes lo que muchos pensamos de las actitudes públicas y privadas de Pablo Iglesias con las mujeres: que sólo soporta a las que le bailan el agua; y a las que no, les llama la atención por sus abrigos y las azotaría hasta que sangrasen. Que, en definitiva, sólo le gustan las mujeres “sumisas”, lo cual era una indirecta extremadamente directa contra su actual consorte. Pero como Ana Oramas es una mujer y de un partido del que, quieras que no, igual vamos a necesitar apoyo en algún momento, calladitos todos. Para Hernando, que no es precisamente mi modelo soñado de oratoria, pero cuyas palabras son de una gravedad infinitamente menor, todo son palos.

Pero, oye, que Hernando hace el trabajo por el que le contrataron, y que aguante lo suyo, que le entra en el sueldo. Sería de agradecer, eso sí, que hicieran lo mismo los iluminados de la extrema izquierda morada y no nos pusieran perdidos de lágrimas de cocodrilo a la mínima contrariedad. Porque todo esto que critico en la coleta suprema y su reina portavoz no es opinión mía. Es una versión dulce y moderada de lo que el propio Pablo Iglesias decía en 2014 de Ana Botella, entonces alcaldesa de Madrid y mujer de José María Aznar.

“Ana Botella representa todo lo contrario a lo que representan las mujeres valientes en la historia: es la que encarna ser esposa de, nombrada por, sin preparación”, y cuya única fuerza, por si no nos había quedado claro, provenía de “ser esposa de su marido y de los amigos de su marido”. Supongo que si Hernando se hubiera atrevido a insinuar siquiera una mínima parte de lo que Iglesias decía de Botella le habrían linchando ahí mismo, en la tribuna del Congreso, para qué esperar al show de Ferreras. Pero es lo de siempre. Los de izquierdas pueden decir de las mujeres de derechas que “besan a mediodía y muerden de noche” y no se oye ni un susurro de feminista; pero los de derechas no pueden ni siquiera decir lo obvio: que has nombrado portavoz a tu pareja en un acto de nepotismo parlamentario bastante lamentable. Y si Irene Montero no quiere que se lo recordemos cada dos minutos, que no hubiera aceptado el cargo, dadas sus circunstancias sentimentales. Pero decir esto es machista. Como lo es criticar a Colau por enchufar a su pareja en el ayuntamiento. Cara ganan, cruz perdemos.
Origen: Libertad Digital